Sánchez aspirará a seguir liderando el PSOE sea cual sea su resultado electoral

Pedro Sánchez y Purificación Causapié en un acto de campaña en Madrid
EUROPA PRESS
Publicado 21/06/2016 12:14:22CET

MADRID, 21 Jun. (EUROPA PRESS) -

El secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, ha afirmado este martes que "por supuesto" tratará de revalidar ese puesto en el próximo Congreso Federal del PSOE, sea cual sea el resultado de su partido en las elecciones del 26 de junio.

Y eso que ha asegurado que no aspira a perpetuarse en política, sino a estar el tiempo "que sea necesario", o más bien el tiempo que pueda ser útil a su país y a su partido. "Cuando no sea útil daré un paso atrás, igual que di un paso al frente cuando pude serlo", ha dicho.

En una entrevista en RNE, recogida por Europa Press, Sánchez ha defendido que ya demostró que se equivocaban quienes le acusaban de estar dispuesto a "vender el alma al diablo" con tal de ser presidente del Gobierno y mantener su puesto en el partido.

"Dije que no sería presidente a cualquier precio porque el país no merecía ese cambio, hice el camino más difícil pero creo que el correcto", ha dicho, en alusión a su pacto con Ciudadanos en lugar de "dar una vicepresidencia plenipotenciaria" a Podemos y pactar con los partidos independentistas.

Sánchez ha aprovechado para decir que "hay políticos que no dimiten" y otros que "son capaces de hacer cualquier cosa con tal de llegar", mientras él antepuso el interés general al suyo y al de su partido, cuando no coincidan.

"ESPAÑA NO ES GRECIA"

Sin embargo, no ha aclarado si dimitirá si el PSOE queda tercero el 26 de junio --como auguran las encuestas--, negando la mayor al avisar de que "España no es Grecia" sino que tiene "un gran partido socialdemócrata", el PSOE, que es "antídoto" contra los extremismos.

Tampoco ha precisado si consideraría un fracaso personal o colectivo sacar menos votos que el pasado 20 de diciembre, alegando que "todo va a depender de la participación" y asegurando que "el PSOE está en mejores condiciones".

Preguntado si sería un alivio que el PSOE también fuese tercero en Andalucía --en alusión a su tensión con Susana Díaz-- lo ha negado de plano, añadiendo que eso "no va a ocurrir" y que lo que será un alivio es que el PSOE sea primera fuerza en Andalucía y en España, porque así "los que dijeron que no (en alusión a Podemos) se verán obligados a decir que sí".

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies