Sánchez critica "la ausencia de mujeres" en el nuevo Gobierno griego, al defender la igualdad en Bruselas

Pedro Sánchez acude a un desayuno
Foto: EUROPA PRESS
Actualizado 28/01/2015 13:15:36 CET

BRUSELAS, 28 Ene. (EUROPA PRESS) -

 

El secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, ha criticado este miércoles la "ausencia de mujeres" en el nuevo Gobierno de Syriza en Grecia, cuando ha defendido la necesidad de "hacer realidad la igualdad entre hombres y mujeres" ante el Grupo de los Socialistas y Demócratas en el Parlamento europeo.

Sánchez ha arrancado el primer aplauso de sus colegas en la Eurocámara, en su estreno en Bruselas ante el grupo en el que están integrados los 14 eurodiputados del PSOE, cuando ha asegurado que le ha "llamado mucho la atención en negativo" este aspecto del nuevo Ejecutivo que va a liderar Alexis Tsipras.

PRESENTADO COMO "JOVEN Y DINÁMICO"

El líder de los socialistas ha tomado la palabra desde la tribuna principal, donde le ha presentado el presidente del Grupo de la Alianza Progresista de Socialistas y Demócratas, Gianni Pitella, quien le ha introducido como el líder "joven y dinámico" de los socialistas españoles, a quien ha deseado su victoria electoral.

El propio Sánchez se ha mostrado convencido, en su intervención, de que 2015 "será el año del renacimiento del socialismo español", porque cree que su partido es "la esperanza de millones de hombres y mujeres" que "anhelan conjugar cambio con seguridad". Quieren, ha dicho, "un cambio radical en lo político, modernizador en lo económico y justo en lo social".

Por ello, ha dicho, el PSOE tiene que ofrecer "una renovación política, económica y social semejante a la que lideró el PSOE de Felipe González" en los 80. Así, ha explicado que si, en España, Felipe González hizo posible la España de los Derechos y José Luis Rodríguez Zapatero, la de las libertades, su proyecto será "la España de las oportunidades".

Según ha dicho, los ciudadanos, tanto de España como del conjunto de la Unión Europea, "esperan del socialismo democrático" que esté "a la altura del desafío". Por eso, ha defendido su agenda para la recuperación justa, que pasa, entre otras cosas, por "impulsar la reindustrialización de Europa" y por "acabar con los paraísos fiscales".

El secretario general del PSOE ha reconocido que el 'Plan Juncker' va "por la buena dirección", pero ha recalcado que "será insuficiente" para resolver el problema de la demanda agregada en Europa y ha pedido "más recursos públicos".

POLÍTICAS PROGRESISTAS VS POLÍTICAS AUSTERICIDAS

"¿Qué está pasando en Europa?", se ha preguntado Sánchez, que ha vuelto a poner a Estados Unidos como ejemplo por su manera de gestionar la salida de la crisis. Así, ha comparado el crecimiento del 3% de la Administración de Barack Obama y su nivel de creación de empleo con una zona euro que "no remonta".

La clave está, ha dicho, en que el Gobierno de Obama ha aplicado "políticas progresistas en favor del crecimiento, mientras que en la Unión Europea se "ha recortado todo atisbo de crecimiento" con "políticas austericidas".

Por eso, ha defendido que Europa necesita "abrir un nuevo camino" y ha recalcado, parafraseando a Willy Brandt, que esta capacidad es precisamente "la mayor virtud de la socialdemocracia". Por eso, ha apelado a la necesidad de "emprender un nuevo camino para la recuperación económica justa en Europa", en favor de la clase media.

Este proyecto, ha dicho, pasa además de por aumentar la inversión pública, por defender la irreversibilidad del euro; crear un presupuesto para la zona euro con un Tesoro europeo; reforzar la unión política de la moneda única, con un "verdadero ministro de Finanzas de la eurozona"; apostar por el libre comercio y espantar "el fantasma de la deflación" con una política monetaria que garantice el objetivo de la inflación.

Además, ha defendido la necesidad de aumentar el volumen de recursos y la edad de aplicación del Plan de Garantía Juvenil y ha abogado por acudir a la Cumbre del Clima de París de este año para lograr un acuerdo de lucha contra el cambio climático vinculante, que apueste por la economía y el empleo verde.

Por su parte, ha insistido en que en España también apostará por la reindustrialización, por la reforma del sistema fiscal y de la Administración pública y por la internacionalización de la economía.

Su agenda, ha dicho, pretende volcar recursos en la mejora del sistema educativo y científico, poner fin a la precariedad laboral y crear empleo digno, así como poner fin a las desigualdades sociales y territoriales. Además, ha explicado que pretende reformar el sistema electoral y mejorar la calidad de la democracia, combatiendo "sin cuartel" la corrupción.

En definitiva, ha dicho, pretende construir una "España de las oportunidades", que ponga fin a los "tres principales males" que tiene el país: "el desempleo, la desigualdad y la desafección política".