Sánchez (PP) afirma que "no pruebas de una relación ilegal" entre el hermano de Valcárcel y los dueños de Polaris

Actualizado 02/02/2006 17:33:43 CET

MURCIA, 2 Feb. (EUROPA PRESS) -

El portavoz del PP en la Región de Murcia, Pedro Antonio Sánchez, afirmó hoy que "no hay pruebas de una relación ilegal" entre el hermano del presidente de la Comunidad Autónoma, Ramón Luis Valcárcel, y los propietarios de la promotora Polaris World, y reprobó al PSOE que "calumnie y difame sin pruebas, dentro de esa estrategia enloquecida de acusaciones contra el presidente".

Y es que, según Sánchez, "si hubiera pruebas objetivas, el PSOE había acudido a los tribunales, sin duda alguna", e insistió en que "no hay vinculación ilegal de cualquier miembro de este partido con cualquier empresa". "Todo es una pieza más de este puzzle de la confusión, maquiavélicamente pensado por el PSOE para sembrar la duda", añadió.

Aunque Sánchez no quiso pronunciarse sobre si el hermano del presidente, Carlos Valcárcel, es afiliado al PP por tratarse de "datos privados que sólo puede dar a conocer el afectado", aclaró la responsable de prensa del PP, sí aseguró que "no es un cargo del partido". "No conozco a todos los afiliados", apostilló Sánchez.

De esta forma, Sánchez quiso desvincular las acusaciones contra el PP que los socialistas están realizando a propósito de este asunto que, según explicó el portavoz 'popular', se trata de "una cuestión del ámbito privado, y no hay pruebas de que sea una relación ilegal".

"Ninguna de las personas aludidas son dirigentes o cargos públicos, ni tienen responsabilidades dentro de este partido", aseveró Sánchez, quien recalcó que "esto es la sede del PP y no estamos hablando de ningún cargo público del PP".

Preguntado sobre el hecho de que uno de los socios de la empresa sea el concejal del Ayuntamiento de Murcia y presidente del comité electoral del PP, Antonio Sánchez Carrillo, el portavoz del PP insistió en que no hay ilegalidad alguna, y no quiso entrar a valorar si, efectivamente, existe la citada relación mercantil entre el hermano de Valcárcel, Sánchez Carrillo y los dueños de Polaris World.

De hecho, Sánchez aseguró que "si hay una relación mercantil, la he conocido por los medios de comunicación". "Si existe esa relación y es legal, no le vemos mayor problema", apostilló el portavoz del PP murciano, quien añadió que "no tenemos por qué creer que esa relación no existe, lo dicen los medios de comunicación, lo que nos importa es que sea legal".

Preguntado sobre si consideraba ético y estético este asunto, Sánchez comentó que "la moral es algo muy personal". "A los ciudadanos lo que les importa es que se respete la Ley, por todos, y los políticos somos los primeros que tenemos que dar ejemplo. Hasta ahora, a ningún miembro de este partido se le puede acusar de no haberlo hecho, con pruebas", agregó.

"BASTA YA DE CALUMNIAS".

Sánchez se sumó a las palabras pronunciadas hace unos días por el secretario general del PP y alcalde de Murcia, Miguel Ángel Cámara, ante el aluvión de acusaciones sobre presuntas irregularidades relacionadas con el PP. "Basta ya de calumnias e injurias. Ya está bien. En política no todo vale", repitió el portavoz 'popular', quien, además, anunció que "no vamos a seguir todos los días convocando una rueda de prensa para responder a calumnias sin fundamento".

"No vamos a entrar en más acusaciones falsas, calumnias y difamaciones del PSOE", apuntó Sánchez, quien indicó que "si algún dirigente del PSOE tiene pruebas de alguna de sus acusaciones, que las pongan sobre la mesa y vaya a los tribunales". "Si no lo hacen así, el PP encargará a sus servicios jurídicos que actúen en consecuencia", advirtió.

El portavoz 'popular' aseguró que esta campaña contra el PP "es una estrategia que parte no del PSOE murciano, sino directamente desde Ferraz", la sede nacional de los socialistas, y en la que el secretario general del PSRM-PSOE, Pedro Saura, y la portavoz del grupo Socialista en la Asamblea Regional, Teresa Rosique, "son los chicos de los recados, los mensajeros, de Ferraz".

Asimismo, apuntó que la estrategia socialista "va a tener un efecto boomerang", y explicó que de lo que se trata es de "intentar montar una 'cacerolada mediática', basada en calumnias y acusaciones falsas, para que no se hable de los asuntos que realmente preocupan a los murcianos, como es el agua, el aeropuerto, el AVE, o la seguridad ciudadana".

"Los problemas reales de la Región de Murcia están provocados por decisiones del Gobierno socialista de Rodríguez Zapatero", aseveró Sánchez, quien acusó al PSRM-PSOE de "crear un debate artificial para evitar que los ciudadanos descubran los agravios, traiciones y perjuicios que nos está causando el Gobierno socialista".

En este sentido, Sánchez pidió al PSOE que "tome nota de la petición de los agentes sociales de la Región pidiendo que rebaje el clima político", y recordó que "es la segunda vez que un ciudadano --en supuesta alusión al presidente de Polaris World, Pedro García Meroño--, acusa a Saura de chantajear y amenazar con hundir a la Región, y esto son cosas muy graves".

Finalmente, Sánchez afirmó que el líder de los socialistas murcianos "ha elegido la línea de una oposición radical, irresponsable y perjudicial para los intereses generales de la Región y su imagen exterior".