Santamaría a Puigdemont: "Se cree que pone y quita rey cuando el único que lo hace es el pueblo de Cataluña"

Soraya Sáez de Santamaría en el pleno del Congreso sobre las pensiones
EUROPA PRESS
Publicado 15/03/2018 10:08:57CET

"A mí lo único que me suena bien es un candidato dentro de la ley y fuera de la cárcel", añade la vicepresidenta

MADRID, 15 Mar. (EUROPA PRESS) -

La vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, ha afirmado este jueves que el expresidente catalán Carles Puigdemont, huido en Bruselas desde finales de diciembre, se dedica a "enredar" cuando "pierde cuota de pantalla", pero ha advertido que Cataluña no puede estar "pendiente de sus caprichos". Según ha recalcado, se cree que "quita y pone rey" cuando "el único que lo hace es el pueblo de Cataluña".

Así se ha pronunciado Saénz de Santamaría en una entrevista en Antena 3, recogida por Europa Press, después de que Puigdemont y Junts per Catalunya (JxCAT) mantengan bloqueada la investidura e insistan en la candidatura de Jordi Sànchez, en prisión preventiva, para presidir la Generalitat.

"A mí lo único que me suena bien es un candidato dentro de la ley y fuera de la cárcel", ha recalcado Santamaria, que ha afirmado que Puigdemont se "resiste a retirarse del panorama" político porque esto "se ha convertido en su modo de vida".

Sin embargo, ha subrayado que "Cataluña no es el modo de vida del señor Puigdemont sino que es una comunidad autónoma de ocho millones de habitantes que no tiene ningún problema en sus servicios públicos porque los está gestionando el Gobierno de España con el artículo 155". Según ha añadido, el Ejecutivo de Mariano Rajoy está "pagando a tiempo" y funcionan "todos los servicios públicos".

LOS INDEPENDENTISTAS, CON SU "ROLLO DEL PROCÉS"

Sáenz de Santamaría ha asegurado que los independentistas están con su "rollo del procés" pero ha recalcado que "el que ha tenido que devolver la paga a los funcionarios de la Generalitat de Cataluña se llama Gobierno de España, con el artículo 155". "Aquí cobran las universidades, cobran los conciertos y cobra todo el mundo porque nosotros gestionamos", ha aseverado.

Tras recordar que había independentistas que auguraban hace meses que iba a haber "movilizaciones" por el 155 y que iba a ser "dramático", ahora se ve que en Cataluña hay una "cierta tranquilidad". De hecho, ha dicho que dentro del independentismo están "cómodos porque la tarea "importante" de la Generalitat la lleva a cabo el Gobierno de España, por lo que pueden dedicarse a "enredar".

"Lo que no puede ser es que Cataluña esté pendiente de los caprichos del señor Puigdemont, que cuando pierde cuota de pantalla, que es lo mejor que nos puede pasar, empieza a enredar y cree que pone y quita rey. Y el único que pone y quita gobernante de la Generalitat es el pueblo de Cataluña y el Parlamento", ha advertido.

Sin embargo, ha dicho que el Gobierno del PP echa en falta "cierta iniciativa" del bloque constitucionalista porque no hay que creerse las "mentiras" de Puigdemont, dado que las elecciones no las ganaron los independentistas sino que se han visto beneficiados por la Ley Electoral en las demarcaciones más pequeñas.

"UN DAÑO ECONÓMICO TREMENDO"

Ante la posibilidad de que puedan repetirse las elecciones, Sáenz de Santamaría no ha querido entrar en este asunto y se ha limitado a decir que lo que no puede ser es que el Parlamento de Cataluña lleve tantos meses sin "hacer nada" porque los independentistas "son incapaces de ponerse de acuerdo".

En este punto, ha recriminado a los independentistas que se hayan dedicado a "mentir" a la gente, a "vender" cosas que sabían que eran "imposibles", "jugando tanto con tanta gente", lo que hace que ahora "tengan muy difícil ponerse de acuerdo". A su juicio, lo que deberían hacer es volver a la ley.

Sáenz de Santamaría ha indicado que han llevado el debate político "más partidista" al seno de las familias y de la sociedad y "no han ido a ninguna parte" sino que "solo ha servido para desgarrar". "El daño económico es tremendo y especialmente lo va a padecer la marca Barcelona. Engañaron a todo el mundo, vendieron la tierra prometida", ha lamentado.