Santamaría recuerda a Torrent el auto del Constitucional, que impide una investidura "simbólica" de Puigdemont

382826.1.644.368.20180206182536
Vídeo de la noticia
Actualizado 06/02/2018 22:50:11 CET

En Moncloa siguen a la espera del informe de los letrados del Parlament pero han analizado todas las hipótesis

El juez rechaza excarcelar a Forn por ser el responsable político del plan de los Mossos para permitir el 1-O

MADRID, 6 Feb. (EUROPA PRESS) -

La vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, ha asegurado este martes que el presidente del Parlament, Roger Torrent, "sabe" lo que dice el auto del Tribunal Constitucional impidiendo una investidura en el Parlamento de Cataluña que no sea presencial. Por eso, ha subrayado que no puede llevar a cabo una investidura simbólica de Carles Puigdemont "sin incumplir las decisiones del TC".

En declaraciones en los pasillos del Senado, tras acudir a la sesión de control, Sáenz de Santamaría ha explicado que los Parlamentos están "para investir a diputados que cumplan la ley y lo que el reglamento manda", de forma que el candidato a presidente de la Generalitat suba a la tribuna a "defender su mandato" y exponer su programa.

Por todo ello, ha subrayado que no se puede investir simbólicamente a un presidente de la Generalitat "sin incumplir las decisiones del TC". "O sea que el señor Torrent también sabe lo que le ha dicho el Tribunal Constitucional", ha indicado la vicepresidenta del Gobierno.

PUIGDEMONT NO ESTÁ EN SU PLENITUD DE LIBERTADES

Dicho esto, Sáenz de Santamaría ha recordado que Puigdemont está en esta situación porque está "fugado de la Justicia" y no es un ciudadano que esté "en su plenitud de libertades". "Tiene una orden de busca y captura por los delitos de rebelión, sedición, malversación, prevaricación y desobediencia", ha recalcado.

A su entender, Cataluña "merece a alguien que esté a pleno rendimiento", con "plenos derechos y "dentro de la legalidad" para trabajar por esa comunidad autónoma. "Creo que si en lugar de estar todos pendientes del señor Puigdemont, como están los independientes, estuvieran pendientes de Cataluña, otro gallo les cantaría", ha advertido.

Desde el Ejecutivo ven imposible esa investidura simbólica y recurrirán cualquier intento de Puigdemont de crear un gobierno paralelo desde Bruselas. "Estamos pendientes", aseguran desde el Ejecutivo, a la espera de ver si esas declaraciones de los independentistas para que una asamblea de electos invista a Puigdemont se llegan a formalizar de alguna manera.

TORRENT NO PUEDE MANTENER ESTA SITUACIÓN 'SINE DIE'

Fuentes de Moncloa han admitido también que el Gobierno tiene análisis con las diferentes hipótesis, pero está a la espera del informe de los letrados del Parlament. Ese informe, no vinculante, debe decir si el plazo de dos meses del Parlament para investir a un presidente de la Generalitat empezó a correr el martes de la semana pasada --cuando se aplazó el pleno de investidura-- o si no se ha iniciado la cuenta atrás porque el pleno no llegó a celebrarse.

Los letrados del Parlament han comunicado a los grupos que prevén tener ese informe sobre los plazos de la investidura entre este martes por la tarde y el miércoles. En cualquier caso, las fuentes consultadas han recriminado a Torrent que esté "parado" y ha recordado que no puede mantener la situación actual "sine die".

Si sigue en esa parálisis, añaden en el Gobierno, los grupos pueden dar pasos para reclamar que se convoque la Mesa del Parlament y forzar una investidura. Si no hay nuevo presidente de la Generalitat seguirá vigente el artículo 155, en un momento en que las comunidades autónomas tienen que tomar decisiones clave en asuntos relativos a la agenda educativa del próximo curso o las campañas de incendios del próximo verano.