Sanz asegura que existe una remesa de cartas recibidas en Navarra tras del alto el fuego de ETA

 

Sanz asegura que existe una remesa de cartas recibidas en Navarra tras del alto el fuego de ETA

Actualizado 10/05/2006 14:46:10 CET

MADRID, 10 May. (EUROPA PRESS) -

El presidente de Navarra, Miguel Sanz, aseguró hoy que existe una remesa de cartas de extorsión recibidas por empresarios navarros tras el alto el fuego de ETA. Sanz se mostró partidario del acercamiento de presos siempre que se den una "clara voluntad de arrepentimiento" y de abandono de las armas.

Sanz participó en los Desayunos Informativos de Europa Press acompañado por el presidente del PP, Mariano Rajoy, y destacados dirigentes de este partido, entre ellos, Ángel Acebes, Gabriel Elorriaga, Soraya Sáenz de Santamaría, Manuel Fraga, Jaime Ignacio del Burgo, Ignacio Astarloa o Ana Pastor. También asistieron el secretario general del PSOE Navarro, Carlos Chivite y el coordinador general de IU en la comunidad foral, Ion Erro.

Tras afirmar que, a su juicio, el "miedo generalizado" no influye en la estrategia del presidente del Gobierno respecto al proceso de paz porque cree que Zapatero comparte con él la máxima de que "solamente tengo miedo a tener miedo", Sanz se mostró seguro de que se puede hablar en presente de extorsión y de chantaje.

En este sentido dijo que "miedo tienen quienes viven en algunos lugares donde la presión, la extorsión, la amenaza, las pintadas, la 'kale borroka', son formas cotidianas de llevar a cabo una forma de hacer política en algunas localidades de Navarra".

Aunque reconoció que la situación actual "es diferente de la que era hace un tiempo no muy lejano. Que ahora hay menos presión, o violencia es algo que nadie pone en duda", sí quiso recalcar que "sigue habiendo violencia" y que ahora mismo no se dan las "causas" que nos permitirían concluir que "hemos generado la situación adecuada para poder pedir la autorización a las Cortes Generales a efectos de reiniciar un proceso de negociación". "Esa arcadia feliz que se pretende buscar no existe todavía y, si bien se ha reducido la violencia, todavía existen manifestaciones de violencia claras", precisó.

Así, consideró que lo que antes del alto el fuego se llamaba atentado terrorista "debe seguir llamándose atentado terrorista", porque "incendiar un comercio del portavoz de UPN en Barañain a las 4 de la mañana no es obra de unos incontrolados, es algo es perfectamente planificado, diseñado con un objetivo claro y contundente y es atacar bienes de una persona que defiende unas ideas contrarias a las que defienden los autores de ese atentado".

NO MINIMIZAR LAS EXTORSIONES

Por este motivo, para Sanz, "no sirve intentar minimizar" la gravedad del hecho para decir "que la situación ha cambiado". Además de Barañain citó los casos de Getxo y los llamados 'bonos' del "mal llamado impuesto revolucionario". No cree, en consecuencia, que estemos en la situación "idónea" para iniciar un proceso de negociación.

En esta línea se preguntó si ETA ha hecho "alguna manifestación clara y contundente de que abandona las armas y la violencia". Y, aunque remarcó que no se trata de comparar, sí recordó que el IRA sí realizó un acto "público y manifiesto de abandono de las armas. Aquí no, al revés. Nos encontramos con declaraciones de Batasuna, diciendo y poniendo en cuestión y echando órdagos al Gobierno".

Abundando en el tema de la extorsión, Sanz señaló que "antes decían que eran invento nuestro", pero "cuando se demostró que existían cartas recibidas por empresarios con posterioridad al alto el fuego se dijo que fueron escritas con anterioridad al alto el fuego; cuando se demostró que fueron escritas y recibidas con posterioridad, dicen que fueron pensadas con posterioridad a alto el fuego".

Reiteró que con estas declaraciones se busca "reducir la gravedad y generar un escenario que realmente no existe todavía. Por tanto, digo que existe una remesa de cartas que han sido recibidas por empresarios con posterioridad al alto el fuego".

ENTREGA DE LAS ARMAS "CUÁNTO ANTES"

Sanz pidió a ETA que escenifique "cuánto antes" la entrega de las armas porque "ya vale de tomarnos el pelo" y consideró que los jueces deben aplicar la ley "al margen de coyunturas políticas. "Creo que eso hacen en la inmensa mayoría de las ocasiones", remachó.

Respecto a la posibilidad de un acercamiento de presos etarras a cárceles vascas, el también dirigente de UPN, apuntó que es una de las medidas que se pueden adoptar siempre y cuando exista una clara voluntad de abandonar las armas y de "arrepentimiento".

"Creo que la política de reinserción tiene caminos que inspeccionar", señaló para añadir después que la sociedad puede demostrar "que se puede ser generoso cuando exista una clara voluntad de abandonar las armas, cuando existe una clara voluntad de arrepentimiento. Dentro de esas medidas, la política penitenciaria puede ser aplicada. No digo ninguna barbaridad porque el principio de resocialización está integrado en texto constitucional".

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies