La satisfacción política de los votantes de CiU aumentó gracias a la aprobación del Estatut en Cataluña

Actualizado 01/02/2006 15:36:34 CET

La foto del 30 de septiembre hizo crecer la satisfacción política de los catalanes, sobre todo entre los votantes de ERC

BARCELONA, 1 Feb. (EUROPA PRESS) -

La aprobación del Estatut en el Parlament de Cataluña el pasado 30 de septiembre hizo crecer la satisfacción con la situación política catalana entre los votantes de CiU, pese a estar en la oposición. En general, los votantes de todos los partidos excepto el PP incrementaron su satisfacción política, índice que creció en un 4,6% respecto a junio de 2005, según una encuesta realizada a principios de noviembre y publicada hoy por el Centro de Estudios de Opinión de la Generalitat (CEO).

El director del CEO, Gabriel Colomé, explicó este incremento en la satisfacción porque "la tensión que había vivido el sistema en el mes de junio se rebajó considerablemente con la aprobación del Estatut en el Parlament de Cataluña el 30 de septiembre".

Asimismo, el aumento en un 6,1% de los votantes de CiU satisfechos con la situación política se explica, según Colomé, porque este partido "capitaliza en parte, igual que los tres grupos del gobierno, la bajada de tensión y la solución del acuerdo cuatripartito del Estatut", mientras que "el PP capitaliza la insatisfacción en su espacio" y por ello incrementa en un 13,8% sus votantes insatisfechos.

Aunque en el 74,4% de los casos la satisfacción política de los votantes de CiU no hace variar su intención de volver a votar a la federación, sí hay un 13,5% de votantes CiU satisfechos políticamente que se declararon "indecisos" respecto a su futuro voto y otros se decantan por ERC (6,5%) y por el PSC (4,5%).

El crecimiento de la satisfacción respecto al primer semestre de 2005 fue más grande entre los votantes de ERC, donde se incrementó en un 12,2%, mientras que entre los de ICV-EA aumentó un 9,9% y sólo un 3,5% entre los del PSC, aunque éste último sigue siendo el partido con menos insatisfechos.

Así, el 63,5% de los votantes del PSC se declara satisfecho, frente al 36,5% que no lo está, mientras que el 60,5% de los votantes de ERC está satisfecho y el 39,5% no. En cuanto a ICV-EA, el 59% de sus votantes dice estar satisfecho con la situación política y el 41% no.

Entre los votantes de CiU la satisfacción respecto a junio creció un 6,1%, dato significativo teniendo en cuenta que la federación se encuentra en la oposición, pero que se explica principalmente por la resolución de la negociación estatutaria en Cataluña. Así, en noviembre de 2005, el 63,7% de los votantes de CiU se declaraban insatisfechos con la situación política, frente a un 36,3% que sí lo estaba.

El PP de Cataluña es el partido con más insatisfechos, un estado de ánimo que creció entre los votantes populares en un 13,8% respecto a junio para situarse en el 84,4% de sus votantes (contra el 15,6% que se declaran satisfechos).

FIDELIZACIÓN DE VOTO.

El partido que más fidelizó su voto entre los que se declaraban satisfechos con la situación política fue el PSC, el único que vio crecer este voto satisfecho: un 86,2% de sus votantes satisfechos aseguró repetir su voto, un 5,6% más que en junio.

El voto insatisfecho del PSC (que representa el 36,5% del total) se va de forma mayoritaria hacia la indecisión, en un 24%, o la abstención (12%), pero también hacia el PP en un 4,7% y en menor medida hacia ICV-EA (3,3%) y CiU (2,7%).

ICV-EA ha sufrido, en cambio, una significativa caída de su fidelidad de voto, tanto entre los votantes satisfechos, cuya intención de repetir su voto desciende en un 12,4% respecto a junio (aunque se mantiene en el 76,5% de los casos), como entre los que se dicen insatisfechos, cuya fidelidad baja en 15 puntos desde junio. Este trasvase de los ecosocialistas se dirige principalmente, según la encuesta, a la abstención o la indecisión.

Por su parte, ERC mantiene fieles al 81% de sus votantes satisfechos, un 3,3% menos que en junio, y conserva al 65,6% de los votantes insatisfechos, 3,6 puntos más que en junio. El voto insatisfecho de los republicanos se va a la indecisión (16,7%) o a la abstención (11,3%, contra el 5,2% en junio), aunque una parte se desvía a CiU (6,3%) y también al PSC (4,2%).

En cuanto al PP de Cataluña, la mayor parte se declaran insatisfechos políticamente (), cosa habitual entre los votantes de un partido en la oposición y que suele fidelizar el voto. Así, el 87,5% de los votantes populares insatisfechos volverá a votar al PP, aunque un 7,8% se declara abstencionista.

No obstante, el voto popular satisfecho con la política catalana se declara fiel en un 54,5%, pero indeciso en un 27,5%, mientras que un 18,2% apuesta por votar al PSC en las próximas elecciones.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies