Saura admite que la falta de "fluidez" en la relación entre Maragall y los partidos del tripartito perjudicó al Govern

Actualizado 16/09/2006 17:18:10 CET

BARCELONA, 16 Sep. (EUROPA PRESS) -

El presidente de ICV y candidato a la presidencia de la Generalitat de Catalunya, Joan Saura, afirmó hoy que la falta de fluidez en la relación entre el president y los consellers con sus respectivos partidos durante los tres años de tripartito es un tema que "ha condicionado negativamente la acción de gobierno" y que "no se ha solucionado del todo".

Saura aseveró, durante la Fiesta del Treball que se celebra hoy en el parque de la Ciutadella de Barcelona, que "el reto a superar por el próximo gobierno de izquierdas es que la relación entre los consellers y sus partidos respectivos sea una relación fluida". Y también señaló que en su formación no hubo "ningún problema de relación", pero matizó que "el resto de partidos no pueden afirmar lo mismo".

Sobre las palabras del presidente de la Generalitat, Pasqual Maragall, de que se habían infravalorado los resultados de la acción de gobierno del tripartito, el líder de ICV dijo que las políticas sociales y ecologistas emprendidas no siempre fueron percibidas por la sociedad, "posiblemente por el debate del Estatut y también porque, en algunos momentos, el gobierno no ha sido capaz de explicar las cosas que hacía".

POLÍTICA DE DERECHAS DE MAS.

Por otro lado, planteó que la propuesta del líder de CiU, Artur Mas, de desgravar a las personas que sepan inglés "es un ejemplo clarísimo de política de derechas". Además, consideró que "a aquellas personas que han tenido la oportunidad de estudiar inglés no se les debe desgravar" y que lo más necesario es que "los que no pueden permitirse estudiar inglés puedan hacerlo".

El candidato de ICV a la Generalitat aseveró que CiU "hace extensible este tipo de políticas de derechas a todos los ámbitos" ya que "está haciendo una política de vivienda a favor de los que más tienen y una política sanitaria en la que dice que se debe desgravar a las personas que tienen una mutualidad sanitaria, cuando lo necesario es dedicar más recursos a la sanidad pública".

Al hablar de posibles pactos, Saura sentenció que ICV no apuesta ni por la equidistancia, en referencia a la postura de ERC, ni por la 'sociovergencia' porque "ser de izquierdas y ecologista de verdad es incompatible con una política de equidistancia o de 'sociovergencia'".

El líder ecosocialista reiteró que su formación afronta las elecciones con "ilusión", que "crecerán y tendrán excelentes resultados" y también que ICV será "una garantía de un gobierno de izquierdas".

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies