Saura ofrece a ICV como "antídoto" contra el "desánimo" entre los votantes de izquierda y garantía de buen gobierno

 

Saura ofrece a ICV como "antídoto" contra el "desánimo" entre los votantes de izquierda y garantía de buen gobierno

Actualizado 16/09/2006 20:18:10 CET

(((INFORMACIÓN EMBARGADA HASTA LAS 19.30 HORAS)))

BARCELONA, 16 (EUROPA PRESS)

El presidente de ICV y candidato a la Presidencia de la Generalitat, Joan Saura, presentó hoy a su formación como referente para los progresistas y "antídoto contra el desánimo" que se ha instalado entre el electorado de izquierdas a raíz del tumultuoso final de la experiencia del tripartito. Saura confía en recabar votantes del PSC descontentos por el adiós de Pasqual Maragall y de ERC por su oposición al Estatut.

En el mitin de clausura de la Fiesta del Trabajo en el Parque de la Ciutadella de Barcelona, Saura sostuvo que la presencia de ICV en la Generalitat es "garantía de buen gobierno" y se felicitó por haber demostrado en esta legislatura que "es posible combinar estabilidad y coherencia; responsabilidad y radicalidad".

Saura dio por hecho que ICV tendrá más capacidad de decisión en el próximo Ejecutivo catalán, convencido de que aglutinarán el voto progresista "más allá de cualquier etiqueta ideológica" y que busca "un buen gobierno y políticas de izquierdas".

Admitió que "mucha gente de izquierdas puede estar "decepcionada" por las crisis del Gobierno tripartito pero "que no quiere volver al pasado, a un Gobierno de CiU" y señaló que ICV "es y será el referente de mucha gente de izquierdas porque, como con el PSUC antes, saben que pueden confiar en nosotros".

VOTOS DE PSC Y ERC.

También reconoció "decepción" entre los que "optaron por el cambio votando a Maragall y ahora están decepcionados porque no se vuelve a presentar". A todos ellos recordó que la relación de ICV con el presidente de la Generalitat "se ha basado siempre en la lealtad institucional".

El líder de ICV comparte con Maragall "la necesidad" de proseguir con un gobierno catalanista y de izquierdas y alertó que el PSC continúa sin rechazar plenamente la posibilidad de un pacto CiU-PSC.

Igualmente, aseguró compartir con Maragall la "independencia de criterios ante el Gobierno central y del PSC, poniendo por delante de todo los intereses del país" y "el federalismo como solución para el encaje de Catalunya en el Estado".

Saura también se presentó como referente para los nacionalistas de izquierdas que votaron a ERC y que "están decepcionados por el papel de este partido en el Gobierno y su 'no' al Estatut". A éstos les prometió un desarrollo del Estatut "hasta el final" y la "defensa de los intereses de Catalunya, sin victimismo y sin supeditaciones. Ni a Madrid, ni a nadie".

El mitin de Saura fue el preámbulo del concierto que cerró la Fiesta del Trabajo, que ICV recupera después de ocho años, y que tuvo como protagonistas a Lluís Llach, el grupo alternativo 08001 y Angelique Kikjo.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies