El secretario de Defensa de Estados Unidos y Morenés visitan este martes la base de Morón (Sevilla)

Actualizado 06/10/2015 7:35:39 CET

SEVILLA, 6 Oct. (EUROPA PRESS) -

El secretario de Defensa de Estados Unidos, Ashton Carter, visitará este martes la base aérea de Morón de la Frontera (Sevilla) junto al ministro español de Defensa, Pedro Morenés, después de que ambos países hayan acordado la transformación de esta base militar de uso conjunto, en sede permanente para las fuerzas estadounidenses de intervención en África.

Ashton Carter y Morenés visitan el aeródromo, utilizado por las Fuerzas Aéreas de Estados Unidos en Europa (Usafe por sus siglas en inglés) y el Ejército del Aire de España, tras ser formalizada la nueva enmienda al Convenio de Cooperación para la Defensa firmado entre España y Estados Unidos, mediante el cual esta base se convierte precisamente en sede permanente para las fuerzas estadounidenses de actuación en África.

Mediante esta enmienda al convenio de cooperación de 1988, el contingente estadounidense radicado en la base de Morón pasa de los aproximadamente 850 infantes de marina y 17 aeronaves que acoge actualmente la base mediante prórrogas anuales, a un despliegue permanente de 2.200 militares, 500 civiles y 21 aeronaves. Además, la enmienda aumenta hasta los 800 efectivos y 14 aeronaves el límite para despliegues temporales, de modo que la base sevillana podrá acoger hasta 3.000 militares estadounidenses en momentos puntuales.

Este notable incremento de la presencia militar estadounidense llega después de que entre 2010 y 2014, Vinnell-Brown & Root Spain (VBR), como concesionaria del contrato de las Fuerzas Aéreas de Estados Unidos en Europa para la gestión de los servicios civiles de la base de Morón, acometiese 240 despidos entre los trabajadores españoles del recinto militar. En concreto, VBR promovió tres expedientes de regulación de empleo (ERE) en 2010, 2013 y 2014, siendo finalmente relevada por la compañía Vectrus en la concesión del citado contrato.

REIVINDICACIONES

Dada esta situación, el comité de empresa de la base de Morón reclama que la transformación de la base en sede permanente de las fuerzas militares estadounidenses de intervención en África y la ampliación del contingente americano traigan consigo la readmisión de los trabajadores despedidos y la equiparación de las condiciones de la plantilla con las de los trabajadores de Rota (Cádiz) y del resto de bases estadounidenses en Europa, lo que implica su transformación en "personal laboral local".

José Armando Rodríguez (UGT), presidente del comité de empresa, manifestaba al respecto, en declaraciones a Europa Press, que no es justo que se permita que "vengan 2.200 militares estadounidenses y 500 civiles a convertir Morón en una colonia", sin obtener a cambio contraprestaciones en materia de empleo. "Parece que Obama ha encontrado trabajo en Morón para 3.000 conciudadanos suyos", ironizaba.

El caso es que el tercer protocolo de enmienda para el Convenio bilateral de Cooperación dedica un apartado al aspecto de las "inversiones locales", exponiendo el documento que Estados Unidos "pretenden utilizar materiales, trabajadores y equipo español para proyectos y obras siempre que sea posible y conforme a las leyes y reglamentos de Estados Unidos". El documento expone que Estados Unidos planea "proyectos de infraestructura para Morón en 2015 y años venideros por un importe aproximado de 29 millones de dólares", al objeto de "optimizar" la base y lograr "acomodo" para el incremento de tropas.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies