Seis años de prisión para una pareja por cultivar y traficar con cannabis en su finca de Laredo (Cantabria)

Actualizado 14/11/2011 20:22:51 CET

Se rebajan las penas al tener en cuenta que no todo lo incautado era aprovechable

SANTANDER, 14 Nov. (EUROPA PRESS) -

La Sección Primera de la Audiencia Provincial de Cantabria ha impuesto penas de seis años y dos días a una pareja que cultivaba y traficaba cannabis en su finca particular en un barrio de Laredo.

No obstante, la pena es inferior respecto a los siete años y dos meses a los que les había condenado previamente el Juzgado de lo Penal número 2 de Santander, al reducirse la cantidad de la incautada, basándose en el criterio de la parte que era realmente aprovechable, tal y como plantearon en su recurso.

Tras varios días de vigilancia, la Guardia Civil registró el inmueble y la finca, donde aparecieron 4.400 gramos de hojas verdes, 9.920 de hojas medio podridas, 9.770 de cogollos secos, 3.450 de hojas secas, 9.970 de cogollos de marihuana y 6.900 de hojas de marihuana, todo por un valor de 99.000 euros.

La Audiencia admite que no considera "correcto" la forma de actuar del Juzgado de lo Penal número 4 de Santander, que por un lado admitió una de las pruebas, pero luego dictó un auto de rectificación, en el que la rechazó "sin aportar motivo alguno para el cambio de criterio".

No obstante, se precisa que eso no significa que se haya vulnerado algún precepto constitucional, ya que puede remediarse con la práctica de la prueba en segunda instancia.

Y rechazan la nulidad de las entradas policiales en la vivienda, ya que "fue consentida" por sus ocupantes.

Se descarta el argumento de que no se les vio realizar operaciones de compra y venta, alegando el fallo que la cantidad encontrada, equivalente a 500 dosis, excedía la del consumo propio e incluso la de un adicto.

Además, se hace hincapié en que se encontraron objetos relacionados, como invernaderos con luces, ventiladores, secaderos, un centro de manipulación y envasado, fertilizante...

Sí se admite que la cantidad era menor de la establecida inicialmente, ya que la que cuenta en realidad es inferior, porque no todo se puede aprovechar y hay una porción que se desecha, de modo que se reduce la cifra en un 60%.

En consecuencia, la cantidad es inferior y también lo es la pena, por lo que lo que se hace es suprimir la multa y rebajar la pena hasta los tres años y un día para cada uno de los acusados.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies