El Senado celebrará el 22 de noviembre la primera sesión de control al nuevo Gobierno

 
Consulta el estado del tiempo
Consulte el estado del Tráfico y del Tiempo para estos días >>
Consulta el estado del tráfico
Contador

El Senado celebrará el 22 de noviembre la primera sesión de control al nuevo Gobierno

Mariano Rajoy en el Senado
EUROPA PRESS
Publicado 08/11/2016 14:00:29CET

Discusión entre los grupos parlamentarios por cuántas preguntas formula cada uno a los ministros

MADRID, 8 Nov. (EUROPA PRESS) -

El nuevo Gobierno afrontará la primera sesión de control parlamentario en el Senado el próximo día 22 de noviembre, aunque se desconoce de momento si contará con la participación del presidente, Mariano Rajoy, que va a mantener la costumbre de acudir una vez al mes a la Cámara Alta para responder a las preguntas de la oposición.

La Mesa del Senado, reunida este martes, ha retrasado al 22 de noviembre el Pleno previsto para la próxima semana, ya que el día 17 se celebrará en el Congreso la apertura solemne de las Cortes con el Rey.

Pedro Sanz, vicepresidente primero, ha explicado que será un Pleno ordinario con control al Gobierno, por lo que los ministros se estrenarán en su relación con las Cortes de la XII legislatura. No se sabe de momento si también lo hará Rajoy, aunque Sanz ha asegurado que el presidente mantendrá la costumbre que inició el socialista José Luis Rodríguez Zapatero de someterse una vez al mes al control del Senado, a tres preguntas de la oposición.

Tampoco está decidido cuántas preguntas e interpelaciones planteará cada grupo parlamentario al Gobierno, un asunto que ha provocado un largo debate en la Junta de Portavoces de este martes. La propuesta que ha hecho la Secretaría General no ha gustado a los grupos pequeños, que han planteado la batalla para tener un cupo mayor. La decisión se tomará la próxima semana.

QUEJA DEL PNV

En total, las preguntas a los ministros serán 23 en cada Pleno. Los letrados del Senado proponen que el PP y el PSOE puedan formular cada uno siete preguntas y que Unidos Podemos-En Comú Podem-En Marea tenga tres; ERC, dos, el PNV, una, y el Grupo Mixto, que cuenta con 17 miembros, otras tres preguntas.

El portavoz vasco, Jokin Bldarratz, ha protestado porque su formación cuenta con un senador más que en la décima legislatura, pero pasa de poder formular dos preguntas al Gobierno a quedarse con una. Y ha hecho varias contrapropuestas, como partir de un número igual de dos preguntas por grupo y distribuir las restantes de manera proporcional, según el tamaño de cada uno.

Bildarratz ha censurado la "actitud" del PP hacia el PNV y le ha reclamado "cierta generosidad". "Para que nos sintamos motivados a trabajar en esta Cámara", ha agregado. El portavoz ha reivindicado más participación en el Senado tanto para su partido como para la antigua Convergencia, incluida ahora en el Grupo Mixto, porque ambos encabezan el gobierno de sus respectivas comunidades autónomas y el Senado es la cámara territorial. "Estas comunidades tienen un peso", ha dicho.

MÁS CONTROL DE LOS VIAJES INTERNACIONALES

Por otro lado, la Mesa del Senado ha "tomado nota" de la reivindicación de Unidos Podemos de que sea más transparente la organización y reparto de los viajes internacionales a los que acuden parlamentarios en representación de la Cámara Alta.

La portavoz adjunta del grupo, Isabel Mora, ha censurado que este asunto no pase por la Junta de Portavoces, que desconoce cómo se decide quién viaja y por qué. "Queremos que los criterios de reparto sean conocidos y que los viajes roten", ha reclamado.

El portavoz del PNV se ha mostrado a favor de que la Junta esté al tanto de los debates y decisiones de la Mesa, por un criterio de transparencia.

ERC PREGUNTA POR RITA BARBERÁ

También ERC ha llevado a las reuniones de este martes una pregunta sobre el control que se lleva de la participación de los senadores en los Plenos. En concreto, sobre Rita Barberá, que dejó el PP y es miembro del Grupo Mixto y no acudió a la última sesión celebrada.

"Otras personas tampoco estaban", ha respondido al respecto Pedro Sanz. El vicepresidente primero ha dicho que son los grupos parlamentarios los que deben estar al tanto del trabajo de sus senadores y ha advertido contra "la persecución política".

Ha admitido que la Mesa puede dirigirse hacia un senador cuando su ausencia sea "reincidente", puesto que está previsto que se le retire el sueldo al parlamentario que deje de acudir a los Plenos. "Pero estamos jugando desde la subjetividad y con cierta intencionalidad", ha dicho respecto al seguimiento a Rita Barberá.

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros, puedes ver nuestra política de cookies -
Uso de cookies