El Senado prevé mantener la comisión del 155 aunque las medidas aplicadas decaigan cuando haya Gobierno en Cataluña

Santamaría en la Comisión del artículo 155 en el Senado el año pasado.
Europa Press - Archivo
Actualizado 16/05/2018 13:49:42 CET


MADRID, 16 (EUROPA PRESS)

El Senado mantendrá la comisión conjunta creada para estudiar y aprobar la aplicación del 155 en Cataluña aunque decaigan las medidas que se decidieron cuando se constituya un nuevo Gobierno de la Generalitat, han informado fuentes parlamentarias.

La existencia y funcionamiento de esta comisión, que preside el también presidente de la Cámara, Pío García-Escudero, es potestad del Senado y no depende de que el 155 siga en vigor o no, han subrayado estas fuentes, que insisten en que la institución es autónoma para organizar su estructura de trabajo. Si se llegara a aprobar una segunda aplicación de ese artículo Constitucional, esta comisión sería de nuevo la encargada de tramitarlo.

Pero al margen de que eso suceda, hay trece iniciativas pendientes de tramitación en este órgano parlamentario y entre ellas está la comparecencia de la vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, a petición propia.

La número dos del Gobierno presentó la solicitud el pasado 14 de marzo pero todavía no se ha llevado a cabo, a la espera de que se levante la aplicación del artículo y acuda al Senado para hacer ya balance.

OTRA TRAMITACIÓN COMPLETA

Las fuentes parlamentarias consultadas insisten en que el 155 decaerá en el momento en que tomen posesión de su cargo todos los consejeros del nuevo gobierno de la Generalitat. Será un paso automático, sin necesidad de que el Gobierno ni el Senado tomen ningún acuerdo ni hagan nada: las medidas se suspenderán y los nuevos dirigentes autonómicos recuperarán sus competencias.

Si se decide en el futuro tomar otra vez medidas de intervención, el Gobierno tendría que afrontar todos los trámites que se hicieron el pasado mes de octubre: requerir a la Generalitat para que cumpla la ley y, de no tener respuesta, aprobar las medidas que estime oportuno y solicitar permiso al Senado para aplicarlas. En aquella primera ocasión, toda la tramitación se resolvió en una semana.

La Constitución no señala que las medidas que se tomen tengan que tener un plazo ni apunta cuáles deben ser; distintas fuentes consultadas aseguran que estas tienen que ser concretas, pero no con un límite temporal, aunque entienden que es lo conveniente dada la trascendencia de intervenir a un ejecutivo autonómico.

En octubre, el Gobierno convocó elecciones en Cataluña y vinculó el levantamiento del 155 a la formación de un nuevo Ejecutivo, lo que le permitió señalar un plazo en el calendario. No parece sin embargo que si se vuelve a aplicar ese artículo de la Constitución sea para celebrar otros comicios, lo que exigiría buscar otro límite o decidir una intervención indefinida y vinculada a que se cumplan determinadas condiciones.