La senadora de Podemos que envió a un asistente a votar en su lugar exige una rectificación al vicepresidente del Senado

Senadora de Podemos, Virginia Felipe
TWITTER VIRGINIA FELIPE
Publicado 20/02/2018 19:55:46CET

Sanz insiste en que el voto es "personal e indelegable" y en que es "un hecho grave"

MADRID, 20 Feb. (EUROPA PRESS) -

La senadora con discapacidad de Unidos Podemos Virginia Felipe, que envió a un ayudante a votar en su lugar en el Pleno, ha exigido una rectificación al vicepresidente de la Mesa del Senado, el 'popular' Pedro Sanz, por unas declaraciones en las que afirmó que la Cámara Alta había invertido 113.000 euros en infraestructuras para "normalizar" y dar "igualdad de oportunidades" a la parlamentaria 'morada', por lo que no está justificado lo que hizo.

Felipe ha expresado en el Senado su "plena disconformidad" con las palabras del vicepresidente de la Mesa y le ha instado a rectificar porque, según ella, sus palabras hacen "muchísimo daño" a quienes llevan "toda la vida reivindicando" sus derechos.

"Quiero aclarar que estas instalaciones no son solo para mí, sino para todas las personas", ha expuesto la senadora de Unidos Podemos, quien además ha lamentado que la Cámara Alta no garantice la "accesibilidad universal". En concreto, ha censurado que tenga que desplazarse a otro edificio para acudir a un cuarto de baño adaptado a su situación.

Preguntada sobre el motivo por el que decidió delegar el voto en un asistente personal en vez de no votar, como hacen otros senadores cuando no llegan a tiempo al hemiciclo, ha contestado: "Para mí, mis asistentes personales no son otra persona, son parte de mí como lo es mi silla de ruedas".

"LA MESA FUE MUY BENÉVOLA"

Por su parte, Sanz ha reiterado que la Mesa del Senado valoró "un hecho grave" dado que la votación de un senador es "personal e indelegable", preceptos recogidos tanto en la Constitución como en el reglamento del Senado.

"La Mesa fue muy benévola a la hora de aplicar únicamente una amonestación", ha apuntado el senador del PP, quien ha recordado que el diputado del Parlamento vasco Carlos Iturgaiz (PP) fue suspendido un mes de empleo y sueldo en 2003 precisamente por aprovechar la ausencia de Jaime Mayor Oreja para votar en su lugar.

Por último, Sanz ha señalado que la senadora 'morada' lleva dos años votando "sin ningún problema" y que la botonería de su escaño se adaptó para que pudiese valerse por sí misma en las votaciones. "Si pudiera votar un asistente, no lo habríamos hecho", ha afirmado.