Zoido se compromete a que en 2008 los arreglos menores se solucionen en un plazo máximo de 72 horas

Actualizado 22/05/2007 15:47:29 CET

Se reunirá con 'graffiteros' para buscar una zona donde éstos puedan "desarrollar su actividad artística"

SEVILLA, 22 May. (EUROPA PRESS) -

El candidato del PP a la Alcaldía de Sevilla, Juan Ignacio Zoido, se comprometió hoy a que, si gana las elecciones el próximo domingo, desde el primer trimestre de 2008 los arreglos menores se solucionen en un plazo máximo de 72 horas mediante el plan 'Sevilla Llana'.

En rueda de prensa bajo el Puente del Cristo de la Expiración, Zoido lamentó que "hoy en día es difícil que un turista haga una foto sin que salga una pintada, una farola y una papelera rota y eso tiene que desaparecer", por lo que manifestó su compromiso de "dejar la ciudad limpia como una patena".

Así, señaló la importancia de "cuidar hasta el mínimo detalle para que la ciudad sea acogedora", frente al "deterioro importante" que a su juicio sufre actualmente, y reiteró que el PP "le va a dar la vuelta a Sevilla".

En primer lugar, propuso llevar a cabo un "zafarrancho de limpieza" y, a partir del primer trimestre de 2008, con los nuevos presupuestos municipales, comenzar la aplicación del plan 'Sevilla Llana', que prevé la creación de once sedes, una por cada distrito, y un teléfono de atención al ciudadano.

De este modo, la persona que detecte desperfectos de tipo pintadas, farolas sin luz, papeleras rotas, baches, etc, podrá "rellenar un formulario simple que se dirigirá a la brigada de atención inmediata, que actuará en un plazo máximo de 72 horas".

"Uno puede comprarse una televisión de plasma para su casa, pero eso no quita que limpie el suelo del pasillo", ejemplificó el candidato popular, quien aludió de nuevo a la "palabra de Zoido" como aval de su promesa.

Por otro lado, garantizó que si logra la Alcaldía hispalense "los jóvenes 'graffiteros' pueden estar seguros de que tendrán espacios habilitados para desarrollar su actividad artística, que será objetivo de exposición".

En este sentido, aseguró que se reunirá con este colectivo para "ver cuáles son las necesidades que requeriría ese espacio y elegir la zona más adecuada" y apostó por la "autorregulación", además de mostrarse opuesto a "un intervencionismo exagerado por parte del Ayuntamiento".

No obstante, insistió en que "no se puede hablar de una capital con pintadas por toda la ciudad" y apostó por marcar un "un poco de orden" al respecto.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies