Sevilla anuncia que no optará a la secretaría general del PSPV y dice que nunca ha aspirado a hacer política valenciana

Actualizado 11/03/2008 14:27:30 CET

Reconoce que no ha sido "capaz de mover las oxidadas palancas internas del cambio" y aspira a seguir en la política nacional

VALENCIA, 11 Mar. (EUROPA PRESS) -

El ex ministro de Administraciones Públicas y diputado electo al Congreso por Castellón, Jordi Sevilla, asegura hoy en su blog que no optará ni a la secretaría general del PSPV ni a la candidatura de esta formación a la Generalitat, una decisión que, según afirma, la adoptó "hace unos meses" aunque la hace pública ahora porque adquirió el compromiso de "no hablar de asuntos internos del partido hasta que pasaran las elecciones generales".

Bajo el título de 'A quien pueda interesar: no seré yo', Sevilla sostiene en un escrito en su blog que "nunca" ha aspirado "a hacer política valenciana en el País Valenciano, y así lo he dicho durante años a quien quisiera escucharlo" y reconoce que no ha sido "capaz de mover las oxidadas palancas internas del cambio en el partido".

"Y fue así desde el principio, cuando defendí, sin éxito, un Congreso Extraordinario que nos situara en mejores condiciones para abordar las elecciones generales", señala, para asegurar que aspira a "de nuevo, seguir en la política nacional desde mi renovado escaño parlamentario".

Según Sevilla, se trata de una decisión "muy meditada" que adoptó "hace unos meses sobre un asunto que ha dado lugar a especulaciones varias". "No optaré ni a la secretaría general del PSPV-PSOE ni a la candidatura de dicho partido a la Generalitat valenciana, ambos puestos vacantes hoy", anuncia, y subraya que lo hace público ahora porque adquirió "el compromiso de no hablar de asuntos internos del partido hasta que pasaran las elecciones generales, que debían centrar todos nuestros esfuerzos".

El ex ministro subraya que ha cumplido este compromiso aunque "el tiempo transcurrido no ha hecho más que reafirmar esa decisión previa, que ahora hago pública, y que sólo conocían tres personas, una de ellas mi mujer". "Mi ya dilatada experiencia política, incluyendo diputado, miembro de la Comisión Ejecutiva Federal del PSOE y ministro, se ha desarrollado siempre en el ámbito nacional. Y a pesar de las insinuaciones en sentido contrario, nunca he aspirado a hacer política valenciana en el País Valenciano y así lo he dicho durante años a quien quisiera escucharlo", asevera.

En esta línea, agrega que apoyó y defendió a Joan Romero y también a Joan Ignasi Pla en el Congreso de Alicante, "en sus primarias y siempre que me lo pidió". Ahora, dice, "apoyaré al secretario general que salga del próximo congreso, ordinario en plazos, pero extraordinario en contenidos, así como al candidato, o candidata, socialista a la Generalitat en cuanto lo haya. Pero no seré yo ninguno de ellos".

El diputado electo por Castellón manifiesta que "sólo durante unas semanas y porque así me lo pidió el secretario general del PSOE y Presidente del Gobierno, en privado primero, y delante de todos los medios de comunicación después, intenté tomar el pulso al PSPV para promover y, en su caso, liderar la necesaria, ansiada y postergada renovación que nos obligue a situar nuestra meta, miradas y esfuerzos lejos del ombligo propio y más cerca de los ciudadanos y del deseo de ganar su confianza mayoritaria para conseguir la Presidencia de la Generalitat con capacidad suficiente como para llevar adelante un proyecto político en línea con el del Presidente Zapatero".

LAS ELECCIONES NO SE GANAN EN 15 DÍAS.

No obstante, reconoce que no ha sido "capaz de mover las oxidadas palancas internas del cambio en el partido. Y fue así desde el principio, cuando defendí, sin éxito, un Congreso Extraordinario que nos situara en mejores condiciones para abordar las elecciones generales, que no se ganan ni se pierden en quince días de campaña si todo lo demás no funciona correctamente durante el resto del tiempo", señala el ex ministro, que encabezaba la lista de su partido por Castellón, que ha mantenido en la provincia los dos escaños de 2004, con 139.395 votos (el 44,08 por ciento) frente a los 155.225 del PP, que repite los tres parlamentarios y aumenta en porcentaje de voto.

"Dejo por tanto de intentarlo en primera persona y sólo aspiro, de nuevo, a seguir en la política nacional desde mi renovado escaño parlamentario y desde ahí, ayudar en todo lo que pueda a mis compañeros, ya que no renuncio a dar mi opinión libre y abiertamente en el proceso que se nos avecina", señala.

Sevilla agradece la "gran cantidad de apoyo, entereza y sentido común" que ha encontrado "en tantos y tantos militantes y simpatizantes de nuestro partido" y añade que renuncia "de momento, al legítimo derecho de defensa ante la insidia y la calumnia que algunos tienden a utilizar para encubrir su propia incapacidad".

Sobre todo, indica, agradece "a los militantes y votantes de Castellón que me han dado el privilegio de representarlos como diputado nacional por tercera vez consecutiva". "Para todos ellos, y para el resto, mi compromiso de seguir trabajando con todo mi empeño, como hasta ahora, por ellos y por una sociedad mejor y más justa", concluye.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies