Sevilla cree que el Gobierno busca "comprar el perdón" de los funcionarios después de haberlos "maltratado"

 

Sevilla cree que el Gobierno busca "comprar el perdón" de los funcionarios después de haberlos "maltratado"

Jordi Sevilla (PwC)
Foto: EUROPA PRESS
Actualizado 24/06/2015 12:43:20 CET

Se dice "bastante contento" con Cifuentes y dice que los inversores están interesados en las propuestas del PSOE porque ven que gobernará

   MADRID, 24 Jun. (EUROPA PRESS) -

   El exministro y actual asesor del PSOE Jordi Sevilla cree que el Gobierno está intentando "comprar el perdón" de los funcionarios y los empleados públicos después de haberlos "maltratado", pero ha avisado de que "debe hacer muchas más cosas para enmendar todo lo que han cometido en los últimos años".

   Sevilla se ha expresado así sobre la posibilidad de que el Gobierno 'devuelva' a los funcionarios días 'moscosos' (de libre disposición) y parte de la paga extra que les quitó en 2012 y ha avisado de que no sólo les recortó prestaciones sino que habló de ellos como "vagos que no saben lo que hacen".

   También ha cargado contra el ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, por actuar "como la troika" con las comunidades autónomas, prestándoles dinero en lugar de reformar el sistema de financiación autonómica y ahora utilizar su condición de acreedor con fines políticos.

   En una entrevista en 'Los desayunos de TVE' recogida por Europa Press, el exministro ha explicado que su cometido es ayudar al PSOE a hacer un programa electoral que mire al futuro y que demuestre que el PSOE es "el cambio que no divide".

   Es más, ha asegurado que los inversores no tienen miedo a un cambio de gobierno en España y que lo sabe porque habla de primera mano con ellos (lleva seis años en la consultora PriceWaterhouseCoopers). En su opinión, de lo que los inversores huyen es "de las malas políticas y de los gobiernos que confrontan) y, en cambio, tienen "mucho interés" en conocer las propuestas del PSOE porque ven que puede liderar el próximo Gobierno. "Azuzar el miedo frente a eso demuestra que algunos están un poquito nerviosos", ha opinado.

   En esos términos se ha referido al presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, que ha criticado su 'vuelta' a la primera línea, y ha dicho que "hay que ser comprensivo con él porque está un poco nervioso" ya que, a su juicio, ha "dilapidado una mayoría absoluta y es un líder tremendamente cuestionado en sus filas y en la opinión pública".

   Sevilla ha asegurado que él no culpará de todo a Rajoy, igual que éste hizo con Zapatero, pero sí cree que el PSOE, si gobierna, tendrá que hacer "una corrección de rumbo bastante importante" para cambiar las políticas que, a su modo de ver, no han corregido la desigualdad.

SALIMOS DE LA RECESIÓN, NO DE LA CRISIS

   Según ha dicho, la recuperación "es una evidencia", pero es una salida "de la recesión", no "de la crisis", y "está haciendo más ricos a los ricos y más pobres a los pobres". Por eso, el PSOE apostará por corregir la pobreza, restablecer los servicios públicos y apostar por la economía productiva, todo ello con estabilidad presupuestaria porque España es un país de la Eurozona y tiene que cumplir sus compromisos.

   Por otro lado, se ha declarado bastante satisfecho con que en Madrid gobierne la 'popular' Cristina Cifuentes: "No siendo Ángel (Gabilondo, el candidato socialista), estoy bastante contento con Cristina".

   No obstante, no ha criticado los pactos firmados por el PSOE con grupos más a la izquierda, incluso en su comunidad, la Valenciana, cree que la "mayoría progresista va a ser capaz de enderezar el rumbo" de un territorio muy endeudado y espera que el PP esté en la oposición "ayudando".

   De cara a las generales, ha dicho que el PSOE quiere "pactar con los ciudadanos, con los que algún momento" y convencer a los que alguna vez votaron al PSOE de que "este es un PSOE diferente y Pedro Sánchez es diferente".

LOS PACTOS CON PODEMOS, OBLIGADOS POR "LA REALIDAD"

   Preguntado por el hecho de que, hace menos de un año, el líder socialista, Pedro Sánchez, decía que no pactaría con Podemos, ha replicado que "la realidad te obliga" a hacer determinadas cosas, igual que cuando Rajoy prometió bajar los impuestos y los subió nada más llegar al Gobierno.

   Además, ha asegurado que también Rajoy dijo que no pactaría con Ciudadanos y ha preferido decir que lo importante es ver qué se pacta y no transmitir a la sociedad la idea de que el diálogo es malo.

   A su juicio, ahora será interesante ver si Podemos apoya al primer ministro griego Alexis Tsipras o a la parte de su partido que no quiere el acuerdo con Bruselas. A su modo de ver, la lección del caso griego es que no se pueden ganar las elecciones con promesas que no se pueden cumplir.

PUERTAS GIRATORIAS

   Sevilla se ha mostrado partidario de que pueda haber "trasvases" de personas entre el sector público y el privado, siempre que se respete la ley (él hizo una ley de conflictos de interés como ministro de Administraciones públicas).

   Sobre el problema de los desahucios, ha asegurado que no hay una sola solución, sino muchas, porque casos muy diferentes y hay que verlos con calma, pero que a quien pase necesidad los poderes públicos no pueden darle la espalda. Según ha dicho, hay bancos que están utilizando fórmulas de dación en pago con sus clientes, pero "tienen miedo de hacerlo público" para que no se generalice y no aumente la morosidad.

Te puede interesar...

Montoro pide no generar expectativas con la devolución de la paga extra

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies