Sindicato de Obreros del Campo culpa a la duquesa de Alba de incitar al "desprecio y rechazo social" contra el sindicato

Actualizado 11/05/2006 19:57:03 CET

El sindicato presentará el próximo lunes una querella contra la duquesa por sus declaraciones tras los incidentes del 28-F

SEVILLA, 11 May. (EUROPA PRESS) -

El Sindicato de Obreros del Campo (SOC) presentará el próximo lunes ante el Juzgado de Guardia de Sevilla una querella criminal contra la duquesa de Alba, Cayetana Fitz James Stuart, acusándola de un presunto delito de injurias "al incitar públicamente y por televisión al rechazo social, desprecio y vejación del SOC", por sus declaraciones tras los incidentes del pasado 28-F en torno a la protesta realizada por el colectivo ante la concesión a la duquesa de la distinción de 'Hija Predilecta de Andalucía'.

Así consta en el texto de la querella, a la que tuvo acceso Europa Press, en la que se recuerda que hubo "incidentes entre un grupo de manifestantes y efectivos del Cuerpo Nacional de Policía", hechos que fueron --a su juicio-- "inusitadamente violentos y a todas luces desproporcionados".

Tras resaltarse en el texto que el colectivo jornalero ha mantenido una "lucha pacífica durante más de 29 años de existencia", lo que lo ha situado "como ejemplo mundial de movilización no violenta", se especifica que las supuestas declaraciones de la duquesa contra las que se querella el sindicato las realizó el 28 de febrero y el 1 de marzo y reflejaban "una especial contrariedad por las protestas generadas por su nombramiento", siempre a juicio del colectivo.

"Dichas declaraciones rebasaron, a nuestro entender, el límite de lo legalmente tolerable cuando se refirió a los manifestantes con expresiones insultantes, peyorativas y absolutamente insidiosas tales como 'unos cuantos locos me dan igual', 'todos los que estaban allí son unos delincuentes' y otras en sentido idéntico", se expone en la querella, donde se especifica que estos mensajes fueron explicitados a través de medios de comunicación como Antena 3 Televisión y Telecinco.

Así las cosas, se recuerda también que las partes acudieron a un acto de conciliación en el Juzgado de Primera Instancia número 7 de Sevilla el pasado día 3, acto en el que no hubo avenencia al entender el sindicato obrero que la duquesa no se retractó de sus declaraciones ni asumió las peticiones que el colectivo le formuló, como que enviara una carta personal a "cada uno de los 500.000 jornaleros andaluces reconociéndoles la labor que durante siglos han realizado los trabajadores del campo para levantar esta tierra con su trabajo".

Por todo ello, el sindicato entiende que con las expresiones vertidas, siempre supuestamente, "se lesionan por parte de la querellada una parte fundamental de la dignidad, del derecho al honor y del prestigio público que se basa en la fama y en la propia estimación" y lo considera una supuesta "injuria" por "imputar hechos falsos al SOC, a sus afiliados, al colectivo al que representa, a los manifestantes que acuden a sus convocatorias y a los concentrados en dicho acto, pues los calificativos atribuidos por la duquesa a estos carecen de relevancia informativa, son absolutamente insidiosos y falsos, resultan inveraces y nada aportan más que el insulto grave y la descalificación gratuita sin base alguna".

A su entender, "especialmente grave resulta el haber calificado de 'delincuentes' a los jornaleros del SOC, pues se trata de la primera organización sindical legalizada en Andalucía tras la dictadura, y cuya actuación ha rellenado algunas de las mejores páginas de la historia contemporánea de Andalucía por su destacada labor en defensa de las clases más desfavorecidas de la sociedad andaluza. El trabajo a favor de los jornaleros es una noble tarea reconocida desde cualquier punto de análisis histórico, sociológico, económico, antropológico o legal que goce de criterios mínimamente objetivos. Es en este contexto cuando tal comportamiento menoscaba la fama del sindicato querellante y de los miembros que lo componen y atenta contra su propia estimación en la sociedad".

Por ello, ante tal comportamiento, "no parece haber lugar a dudas" de que "se pretendía dañar la imagen y el prestigio del SOC ante la sociedad andaluza y española, en general, utilizando para ello los medios de comunicación. El comportamiento de 'delincuentes' ante los trabajadores y ante cualquier ciudadano no es de recibo moral ni resulta de una crítica a la actuación sindical, así como tampoco se encuentra ajustada al ordenamiento jurídico".

En la querella interesa que se reciba declaración a la querellada, la duquesa de Alba, y que se proceda a tomar declaración como testigos a la presentadora de Antena 3 Televisión María Teresa Campos y al responsable de los servicios informativos de Telecinco, entre otras pruebas, como las grabaciones y emisiones realizadas al respecto.

PARA LOS JORNALEROS DESFAVORECIDOS

En cuanto a la responsabilidad civil, la defensa del SOC cita en su querella contra la duquesa y contra cualquier persona que "pudiera resultar ser presunto autor del delito de injurias y de cualquier otro delito que en el transcurso de la investigación aparezca", que se reserva el fijar la cuantía de la misma, hasta que se practiquen las diligencias de instrucción necesarias, para poder establecerla. "En todo caso, se hace expresa referencia a que cualquier derecho económico que pudiera derivarse de los efectos de la presente querella serán reinvertidos en la mejora de las condiciones de vida de los jornaleros más desfavorecidos".

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies