Los sindicatos reclaman a Interior 900 millones para poner fin a que un ertzaina o un mosso cobre hasta 1.000 euros más

Contador
Reunión de Zoido con todos los sindicatos de la Policía Nacional
MINISTERIO DEL INTERIOR
Actualizado 24/10/2017 9:33:02 CET


Elaboran un informe en el que piden igualar a ertzaina (2.530 euros), mosso (2.444), policía (1.575) y guardia civil (1.511)

MADRID, 23 (EUROPA PRESS)

SIGUE EN DIRECTO LA ÚLTIMA HORA SOBRE EL DESAFÍO INDEPENDENTISTA

Trapero gana 21.500 euros más que un general de la Guardia Civil y 33.700 que un comisario principal, según sindicatos

Todos los sindicatos con representación en el Consejo de la Policía Nacional han remitido un informe al Ministerio del Interior en el que denuncian que un mosso o un erztzaina cobra una media de 400-500 euros más, en torno al 30%, que un policía o un guardia civil a igualdad de puestos, con casos en los que la cifra se puede disparar hasta los 1.000 euros de diferencia.

Su propuesta es que se les suba entre 300-500 euros los sueldos a policías y guardias civiles, lo que, según sus cálculos, conllevaría un gasto adicional de 933,6 millones al año. "Es de justicia social que los salarios sean equiparables a las policías autónomas, máxime cuando las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado asumen en su ámbito competencial más del 90% de la actividad policial", sostienen en un informe de 25 páginas al que ha tenido acceso Europa Press.

El documento se ha elaborado en el marco de la "unidad de acción" de los sindicatos SUP, CEP, UFP, SPP y ASP, cumpliendo así con el compromiso adquirido en la reunión del pasado 19 de septiembre con el ministro del Interior, Juan Ignacio Zoido. La propuesta contempla un subida de 933,6 millones en un único año o una subida progresiva en tres ejercicios a razón de 311,1 millones por año.

Las organizaciones están a la espera de que se les comunique antes de mañana cuándo tratarán esta cuestión con Interior. Además de policías, participan asociaciones de guardias civiles y Jusapol, una plataforma de reciente creación que ha protagonizado movilizaciones en la calle buscando la equiparación salarial con las policías autonómicas.

"Ahora es el artículo 155 y la situación de Cataluña y otros años fueron otras cuestiones, pero ya no vamos a esperar más", advierten fuentes sindicales, que subrayan que están dispuestos a proponer entre sus afiliados un calendario de medidas de presión para conseguir "un salario digno".

Estas fuentes adelantan a Europa Press que otro informe, que aún no ha sido enviado a Interior, cifra que el gasto en seguridad en España es de 4.000 millones de euros por encima de la media europea, lo que refuerza su tesis de que urge "racionalizar el modelo policial".

UN COMISARIO DE MOSSO GANA 2.400 EUROS MÁS

En el informe que sí se ha enviado ya a Interior se explica que un agente de los Mossos d'Esquadra o de la Ertzaintza puede llegar a cobrar entre 900 y 1.000 euros más al mes que un funcionario de la Policía Nacional o de la Guardia Civil, a pesar de que los primeros tienen un ámbito de actuación regional (atienden parcialmente a más de 9,5 millones de habitantes) y los segundos cubren el 90% de la actividad policial, atendiendo las necesidades de más de 46,5 millones de habitantes.

Los sindicatos se quejan de que los recortes en la crisis se aplicaron sobre sus nóminas y que Policía y Guardia Civil son aún "los únicos cuerpos policiales que no cobran las horas extras". Aportan datos como que un comisario de los Mossos ingresa una media de 5.500 euros, frente a los 3.100 de un comisario de la Policía. La Guardia Civil cobra un poco menos en las escalas bajas y medias, mientras que en las altas "no se da tanta diferencia".

En términos globales, la Ertzaintza, con 8.000 efectivos, encabeza el 'ranking' de policías mejor pagados con una retribución media de 2.530 euros y un coste medio anual por agente de 50.996 euros. Le sigue los Mossos d'Esquadra, con 16.973 efectivos, que cuentan con un sueldo medio de 2.444 euros y un coste medio anual por agente de 44.710 euros.

Frente a ellos, en el caso de la Policía Nacional, con 63.618 efectivos, la retribución media de un agente asciende a 1.575 euros y un coste anual por agente de 30.439 euros. En la Guardia Civil, según el informe de los sindicatos policiales, el sueldo medio es de 1.511 euros, lo que genera un coste anual por agente de 29.158 euros.

DINERO QUE SALE DEL ESTADO

De esta forma, tomando como base el sueldo neto al mes de un agente raso en 2017, un ertzaina (2.530 euros) cobra 86 euros mensuales más que un mosso (2.444 euros); una cifra que llega a ser de hasta 955 euros mensuales más si se le compara con un policía (1.575 euros) y de hasta 1.019 euros en el caso de un agente de la Guardia Civil (1.511).

El "agravio" es mayor a ojos de los sindicatos porque, recuerdan, el dinero destinado a las Policías Autonómicas catalana y vasca también tiene su origen en el Ministerio de Zoido. En el caso de los Mossos, la Generalitat es la encargada de gestionar el pago, pero el cargo se hace en las cuentas de Interior.

Lo mismo, dicen, sucede en el caso de Erzaintza, que aunque la cuantía se descuenta del cupo vasco, el coste corre a cargo del Estado, aunque en este caso el Ministerio de Interior no debe hacer pago directo a nadie.

En cuanto a los agentes de la Policía Local, que dependen de los Ayuntamientos, pueden cobrar desde los 1.900 euros hasta los 2.400 euros en función del municipio (lo que supondría un coste medio anual por agente de entre 36.181 y 41.344 euros).

De aceptarse sus demandas, un incremento salarial de 500 euros por agente supondría 933,711 millones de euros al año: 391,7 millones para la Policía y 541,9 para la Guardia Civil. Si se opta por una subida progresiva a tres años, la Policía contaría con 130,5 millones más al año y la Guardia Civil, 180,6 millones.

"HECHOS" TRAS EL DESPLIEGUE DEL 1-O

Los sindicatos aluden a la situación en Cataluña tras el referéndum del 1 de octubre para reclamar que el apoyo trasladado desde el Ejecutivo a los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado se traduzca en mejoras laborales para estos colectivos. "No solo puede haber halagos y reconocimiento de palabras, sino hechos", señalan los sindicatos.

En esta línea, ven "aún más doloroso y evidente el trato discriminatorio entre las diferentes policías españolas cuando se puede observar cómo se le niega mejoras a la Policía Nacional y en agosto de 2017 se promete una subida salarial a los Mossos de 300 euros en el año 2018".

En su argumentación, los sindicatos subrayan además que los recortes en la última década han supuesto una pérdida de poder adquisitivo respecto al resto de unos 455 euros, en base a una nómina de un policía de la escala básica con un sueldo en prácticas de 1.661 euros en mayo de 2009.

El Ministerio de Economía es el responsable de fijar la partida presupuestaria para un incremento salarial, pero los sindicatos entienden que corresponde al Ministerio de Interior realizar las gestiones para que esta reivindicación "llegue a buen puerto".

Según sus cálculos, el objetivo de lograr la "justicia salarial" sería posible incrementando un 0,11% la partida presupuestaria del departamento que dirige Juan Ignacio Zoido, aumentando únicamente el complemento específico singular.

En concreto, los sindicatos reclaman una ley marco específica de retribuciones que equipare sus salarios al del resto de policías en la que se valore, entre otras, cuestiones sobre movilidad geográfica, competencias o desarraigo familiar. Todas estas medidas deberán ser aplicadas, según los mínimos exigibles, en un periodo máximo de tres años (2018-2020).

Igualmente, denuncian que desde 2011 la Policía ha perdido un 9,9% de su personal --con 7.170 plazas sin cubrir-- y la Guardia Civil un 6,4% --con 5.265 plazas sin cubrir--. En este sentido, entre otras cuestiones, demandan además un incremento de la tasa de reposición de "al menos un 150%" para Policía Nacional, el incremento del 100% de la partida destinada a medios materiales y duplicar la cantidad destinada a infraestructuras.

"No solo somos los peor pagados sino que somos la policía con peores medios materiales y menos derechos laborales; somos los agentes de la autoridad peor tratados", han denunciado SUP, CEP, UFP, SPP y ASP.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies