La Sindicatura de Cuentas, Consejo de Garantias y Sindic de Greus perfilan un severo ajuste en 2013

Fachada del Parlament de Catalunya
EUROPA PRESS
Actualizado 07/05/2013 15:32:24 CET

BARCELONA, 7 May. (EUROPA PRESS) -

La Sindicatura de Cuentas de Cataluña, el Síndic de Greuges y el Consejo de Garantias Estatutarias perfilan un severo ajuste presupuestario en 2013 que, por ahora, oscila entre el 5 y el 10 por ciento, según informan a Europa Press fuentes parlamentarias.

La Mesa del Parlamento catalán ha recibido este martes la visita del auditor de cuentas de la Cámara, que les ha presentado un borrador con las líneas maestras de los presupuestos de los tres organismos para este ejercicio, aunque las cifras definitivas deberán debatirse en una reunión de la Mesa ampliada --con presencia de todos los grupos--.

Según fuentes del órgano gestor de la Cámara, la propuesta inicial presentada por la Sindicatura de Cuentas prevé un ajuste medio del 9,04% respecto a 2013, un recorte que será más intenso --del 9,4%-- en el capítulo de personal.

Fuentes de la Sindicatura de Cuentas --que desde 2010 lleva un ajuste acumulado del 23,9%-- han confirmado a Europa Press la reducción de gasto, y han añadido que el presupuesto total ascenderá a los 10,1 millones de euros.

También reducirá su presupuesto el Consejo de Garantias Estatutarias, que ha propuesto un recorte de alrededor del 5,3%, que podría aumentarse en función de las peticiones de la Cámara catalana, según fuentes de la Mesa.

Las mismas fuentes han explicado que el borrador del Síndic de Greuges está menos definido, aunque también contempla ajustes en todos sus capítulos en la línea de los adoptados en los últimos años.

Desde 2007, la institución ha reducido su presupuesto de 13 millones de euros a 7 millones, y está previsto que este año mantenga está línea junto al resto de órganos estatutarios.

PAGA EXTRA

Sin embargo, el Parlament puede instar a estas tres instituciones a profundizar más en los ajustes, después de que la Ley de Acompañamiento de los Presupuestos de 2012 otorgase a la Cámara la última palabra sobre estas cuentas.

Este cambio permite que --como ya sucedía con el Síndic de Greuges-- sea el Parlament quien apruebe los presupuestos de Sindicatura de Cuentas y de Consejo de Garantias, que hasta ahora se remitían directamente al Govern.

De esta forma, la Cámara podría forzar a que medidas como la reducción de una paga a los trabajadores del Parlament --que se incluirá en las cuentas de 2013-- sean extensibles también a estos tres órganos.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies