Un socio de Kontrol 34 contradice a las víctimas y niega que se encargaran de la seguridad interior del Madrid Arena

 

Un socio de Kontrol 34 contradice a las víctimas y niega que se encargaran de la seguridad interior del Madrid Arena

Actualizado 18/07/2013 16:50:46 CET

El juez da marcha atrás y cambia su comparecencia de testigo a imputado

MADRID, 18 Jul. (EUROPA PRESS) -

Emilio Belliard Cueto, uno de los socios de Kontrol 34, ha negado este jueves que esta empresa se encargara de la seguridad interior en la fiesta del Madrid Arena, en contra de la versión de dos jóvenes que resultaron lesionadas y que sostienen que "los porteros con chalecos amarillos" cerraron las puertas de acceso a la pista central cuando comenzó la actuación del dj Steve Aoki.

A pesar de que se le había citado en un principio como testigo, el apoderado de Kontrol 34 y dueño de un 10 por ciento de la empresa ha declarado como imputado al estimar el juez Eduardo López Palop que su presunta responsabilidad en los hechos por formar parte de esta empresa le obligaría a comparecer bajo esta condición procesal.

Tras la comparecencia, el magistrado le ha impuesto como medida cautelas comparecencias mensuales los días 8 y 22 de cada mes a instancias de las acusaciones y la fiscal por estimar que está obstruyendo presuntamente la Justicia.

Koltrol 34 es la empresa que aportó a Diviertt auxiliares para la fiesta, según mantiene su abogado Óscar Zein. Desde el inicio de la instrucción, ha negado que se encargara de la seguridad interior. Sin embargo, el propietario Carlos Manzanares y Belliard acudieron al evento con una tarjeta identificativa que rezaba "servicio del orden".

Además, varias de las jóvenes que acudieron a la fiesta manifestaron al juez la pasada semana que vieron cómo "los porteros" con "chalecos amarillos" cerraron las puertas para impedir que entrara más gente a la pista central en el momento que inicio la actuación Aoki. Esto provocó que se chocara la gente que pretendía entrar en la pista con la masa de jóvenes que retrocedía, lo que provocó un embotellamiento y la caída al suelo de la multitud.

Tras concluir la declaración, los abogados de las acusaciones particulares han criticado que Belliard solo haya respondido a las preguntas de la fiscal y de su defensa, haciéndose suyas las palabras manifestadas por Manzanares en su declaración judicial.

El pasado 10 de abril, Manzanares aseguró que su empresa "no tiene nada que ver" con la fiesta que se celebró en el Arena, si bien reconoció que el día del evento iba identificado con una tarjeta en la que ponía "servicio del orden".

De igual modo, Belliard acudió a la fiesta con la misma tarjeta roja que le identificaba como servicio del orden. Pese a ello, ha insistido en que su empresa no tiene la actividad de seguridad interior del evento.

Según su versión, estuvo en el evento con Manzanares y se quedó hasta las 6 de lamadrugada para cobrar supuestamenten por la prestación de servicio de los trabajadores que aportó a Diviertt como auxiliares.

"Es una huida más hacia delante de Kontrol 34. Esta claro que en todos los documentos oficiales aparece como servicio interior de seguridad. La realidad es que estaban dentro", ha destacado la abogada Mª José Siñeriz, que defiende a la familia de Cristina Arce.

"Nos tendrá que aclarar por qué Rafael Pastor, el director de seguridad de Madridec, fija en un documento que la seguridad interior la lleva kontrol 34", ha reseñado.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies