El PP advierte de que el pago del rescate coloca a los barcos españoles en el punto de mira de los piratas

Actualizado 05/05/2008 16:37:10 CET

MADRID, 5 May. (EUROPA PRESS) -

El PP advirtió hoy de que el pago de un rescate por la liberación del atunero vasco 'Playa de Bakio' ha colocado "en el punto de mira" de los piratas a los barcos españoles, por lo que esperó que el Gobierno, al que acusó de cometer el "inmenso error" de entregar el dinero a los secuestradores, dé "cumplida cuenta" de su gestión en este caso.

El portavoz de Exteriores del PP, Gustavo de Arístegui, indicó a Europa Press que es "extremadamente grave" que el Ejecutivo "haya cometido el inmenso error no sólo de propiciar o mediar en el pago, sino de realizarlo, aunque el dinero sea del propio armador".

En alusión a una información publicada hoy por el diario 'El País', según la cual agentes del Centro Nacional de Inteligencia entregaron el dinero del armador a los secuestradores, De Arístegui alertó de que con esta acción, el Ejecutivo "financia" y "legitima" a la organización criminal y lo que es peor, "está animando" a otros piratas a cometer nuevos secuestros.

En este sentido, recordó que uno de los marineros del 'Playa de Bakio' relató en rueda de prensa cómo hubo otro intento de abordar el barco apenas desembarcaron los piratas del atunero vasco.

Bajo su punto de vista, el Gobierno ha enviado a los piratas el mensaje de que "el pabellón débil que paga y cuyo gobierno les lleva la pasta al barco es el de España".

El diputado 'popular' remarcó que, si bien el pago de rescate por parte de particulares es "algo comprensible, aunque censurable legalmente", resulta "absolutamente inadmisible" en el caso de un Gobierno por las razones anteriormente citadas.

De Arístegui afirmó que ni el ministro de Asuntos Exteriores y de Cooperación, Miguel Angel Moratinos, ni la titular de Medio Ambiente, Medio Rural y Marino, Elena Espinosa, con quienes se reunió durante la crisis, informaron a su grupo de la intención de proceder a realizar el rescate, sino que les indicaron que el Gobierno estaba realizando "gestiones diplomáticas y políticas" para liberar el atunero.

"Nosotros entendíamos que (esas gestiones) eran con gobiernos ribereños que podían ayudar a la solución del problema, en ningún caso pensamos que iban a propiciar el pago del rescate. Jamás lo hubiéramos aceptado", añadió.

De Arístegui esperó que los ministros implicados en las gestiones del caso y, en particular Moratinos y la ministra de Defensa, Carme Chacón, comparezcan de forma conjunta en el Congreso para dar "cumplida cuenta" de sus actuaciones.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies