Sortu defiende construir una república social vasca "de forma similar a como se está haciendo en Cataluña"

Publicado 30/12/2016 12:49:19CET

BILBAO, 30 Dic. (EUROPA PRESS) -

El portavoz de Sortu, Arkaiz Rodríguez, ha defendido la necesidad de construir una república social vasca "de forma similar a como están haciendo en Cataluña", aunque ha reconocido que, en la actualidad, no se dan las condiciones para iniciar un proceso similar. No obstante, ha afirmado que están dispuesto a hacer "un último intento" y acudir, "junto al PNV y a Podemos, a Madrid a defender los derechos de este país"

En una entrevista a Onda Vasca, recogida por Europa Press, Rodríguez se ha referido al próximo Congreso de Sortu y ha destacado que la primera fase concluyó un "alto grado de apoyo" tanto a la ponencia como al equipo de dirección.

Según ha apuntado, ahora se ha dado comienzo a la segunda etapa en la que se aborda el debate sobre las enmiendas parciales. En total, se han presentado más de 800 y tambien se está abordando el proceso para elegir al resto de miembros de la direccion nacional de Sortu mediante el procedimiento de listas abiertas.

"PROCESO SOBERANISTA"

Rodríguez ha manifestado que se quiere abordar un debate organizativo "en profundidad" porque entienden que, para dar ese "salto" que se proponen dar "en el proceso de liberación, que no es otro que poner en marcha un proceso soberanista", había que "poner a punto el motor de ese proceso", que es lo que, según ha destacado, pretende ser Sortu en colaboración con otros agentes. "Había que abordar un proceso de democratización interna", ha añadido.

Preguntado por si dan por concluida la 'fase de resistencia', ha asegurado que es lo que pretenden, y ha recordado que una de las premisas de la que han partido es que necesitan construir una cultura política nueva. Esta nueva orientación debe sostenerse sobre una "máxima" que es la de que, si quieren optar a construir una mayoría social independentista, tienen que ser capaces, "en primer lugar" de convencer "a una amplia mayoria de este este pueblo de la necesidad de contar con un estado propio".

"Se trata de pasar de una lógica fundamentalmente resistente a una lógica en la que lo que ha de primar es la construcción. Con eso no queremos decir que hasta ahora en el ciclo político anterior la izquierda abertzale no haya construido, pero es innegable que fundamentalmente estuvimos resistiendo. A partir de ahora, no quiere decir que no haya que resistir, que no hay que protestar, que no haya que confrontar pero siempre en términos democráticos y pacifistas", ha apuntado.

Arkaitz Rodríguez ha defendido que hay que poner en marcha un proceso que "nos conduzca a contar con estructuras de estado, que nos conduzca en definitivas a ser capaces de construir la república social vasca, de forma similar a como están haciendo en Cataluña".

No obstante, ha reconocido que, en la actualidad no se dan las condiciones para iniciar un proceso similar, pero "es posible crearlas a no mucho tardar". "No creemos que el Estado español sea democratizable, no creemos que, ni ahora ni a futuro, vaya a decir miren ustedes tienen razón, ustedes son una nación y tienen que tener derecho a decidir ser lo que quieran", ha añadido.

A su juicio, prueba de ello es lo que está ocurriendo en Cataluña, donde el Estado "amenaza con cárcel a los representantes legítimos de la sociedad catalana simplemente por facilitar el que ésta pueda expresarse en libertad".

Arkaitz Rodríguez se ha referido a gran parte de los votantes del PNV y de Podemos que, "de una u otra manera, sí que consideran que esa democratización del Estado es posible y que es posible alcanzar un acuerdo de bilateralidad con el Estado. "Nosotros no creemos que eso sea posible, pero estamos dispuestos a hacer un último intento, estamos dispuestos a acudir junto al PNV y a Podemos a Madrid a defender los derechos de este país", ha agregado.

El representante de Sortu ha indicado que, "por justa reciprocidad", si se demuestra que "no va a haber margen alguno para esa bilateralidad", deberían abordar "juntos la puesta en marcha de un proceso soberanista en este pueblo".

El responsable de Sortu ha señalado que el pueblo vasco viene de "de todo un ciclo de movilización que parte prácticamente en el franquismo" pero, a su juicio, todo ese ciclo "toca a su fin" y se "agota por el año 2008 ó 2009 coincidiendo con el cambio de estrategia que realiza la propia izquierda abertzale".

Rodríguez ha asegurado que se ha puesto "encima de la mesa la necesidad de un nuevo marco de un cambio político y social en profundidad". "Finalizado ese ciclo, lo que toca es abrir uno nuevo basado fundamentalmente en la necesidad de construir ya un marco alternativo, un marco que reconozca Euskal Herria como nación y que, en cuanto nación, tiene derecho a decidir su futuro".

Rodríguez ha destacado que, en el actual Parlamento vasco 57 de 75 parlamentarios dicen estar a favor del derecho a decidir, lo que, a su juicio, supone "una base muy importante sobre la que partir".

"Si eso es así, nosotros pensamos que en un plazo de tiempo relativamente corto deberíamos ser capaces de alcanzar un acuerdo entre dichas fuerzas que planteara precisamente eso, que esto es una nación que tiene derecho a decidir, y como tal ha de reconocérsele ese derecho y ha de contar con los instrumentos de soberanía necesarios para poder adoptar todas aquellas decisiones que considere oportunas", ha manifestado.

En relación a la violencia, ha asegurado que la nueva Sortu parte de los "compromisos de la vieja Sortu" y "no hay una ruptura, hay una continuidad". "En la Sortu que nazca de este proceso de refundación se reafirma, se ratifica en todos y cada uno de los compromisos que ya constaban en los estatutos de Sortu en su fundación", ha añadido.

Preguntado por si se podría concretar más y reconocer que matar estuvo mal, ha destacado que, en estos estatutos, Sortu "pone negro sobre blanco que renuncia a justificar el empleo de la violencia para la obtención de fines políticos".

Respecto a si esa renuncia es ética además de estratégica, ha respondido que "indudablemente", y ha recordado que el propio Arnaldo Otegi ha venido manifestado que la reflexión que realiza la izquierda abertzale "no carece de un componente ético". Ha añadido que la propia izquierda abertzale ha afirmado "ser profundamente consciente del daño que también ha contribuido a generar en este país".

"Mejor irían las cosas y más avanzaríamos en el necesario proceso de resolución y de paz si otros agentes realizaran el mismo ejercicio", ha apuntado.

Por otra parte, sobre la reflexión del colectivo de presos de EPPK, ha indicado que Sortu entiende que es un "paso muy positivo" y aplaude el "compromiso, altura de miras y generosidad de los presos".

"Mientras algunos, me refiero al Estado español y el francés, hacen todo lo posible por obstaculizar el proceso de soluciones, de paz, el colectivo de presos, una vez más vuelve a hacer un ejercicio de responsabilidad y da un paso al frente que puede facilitar el desbloqueo del proceso de soluciones", ha concluido.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies