Prosiguen hoy las declaraciones judiciales en torno al caso del fraude joyero

Actualizado 11/11/2006 10:13:39 CET

CORDOBA, 11 Nov. (EUROPA PRESS) -

La declaración de los detenidos en el marco de la denominada operación 'Fénix', con la que se ha desmantelado una trama de fraude fiscal, que podría alcanzar los 154 millones de euros, en la venta de oro a mayoristas y fabricantes de joyería, se prolongará durante el día de hoy, cuando posiblemente el juez determine el ingreso en prisión o su puesta en libertad.

Fuentes cercanas a la investigación informaron a Europa Press de que por el momento han declarado ante el juez dos de las diez personas detenidas y que no fueron puestos en libertad tras sus declaraciones ante la Policía Nacional. Se trata de Wenceslao M.P. y su esposa Yolanda P.B.

Estas mismas fuentes informaron de que el juez no ha resuelto por el momento nada sobre la situación de los que han prestado declaración, a los que se le imputa delitos contra la hacienda pública, delito fiscal y blanqueo de capitales. De este modo, el titular del Juzgado de Instrucción número dos no va a decretar nada hasta que no acaben de declarar todos los detenidos.

Siete de los diez detenidos que quedan, después de que cuatro del total de 14 personas que detuvo la Policía Nacional el miércoles pasado fueran puestos en libertad con cargos, pasaron esta mañana a disposición judicial. Primero lo hicieron un grupo de cuatro personas (tres hombres y una mujer) sobre las 13.10 horas, mientras que el resto (tres más) lo hicieron diez minutos más tarde en un furgón de la Policía Nacional.

Sin embargo, otros tres que quedaban ayer aún pendientes de prestar declaración ante la Policía que lo hicieron finalmente, por lo que, según informaron fuentes cercanas al caso, no será hasta hoy cuando pasen a disposición judicial. Uno de ellos es Enrique B.Z., al que se le ha imputado un delito de fraude fiscal y blanqueo de dinero.

Fuentes de la investigación aseguraron a Europa Press de que el proceso de declaraciones ante el juez está siendo muy lento puesto que el primero de los que entró a declarar lo hizo poco después de las 15.30 horas y sobre las 19.00 horas, salió el segundo de ellos.

HACE UN AÑO

La operación 'Fénix' se inició hace algo más de un año, en octubre de 2005, por inspectores de la Agencia Tributaria de Barcelona y Córdoba, y continuó con el apoyo del Área Operativa de Aduanas e Impuestos Especiales de Andalucía (Agencia Tributaria) y del Grupo de Crimen Organizado de la Policía Judicial del Cuerpo Nacional de Policía de Córdoba y Barcelona. La investigación, así como las detenciones y los registros se realizaron bajo la tutela de la autoridad judicial y del Ministerio Fiscal.

Los hechos ahora descubiertos podrían haber supuesto una defraudación fiscal en IVA, Impuesto sobre Sociedades e IRPF de los mencionados 154 millones de euros, y también podrían darse los delitos de falsedad en documento mercantil, delito contable y blanqueo de capitales.

Como resultado de la operación se detuvo ayer a 22 personas: 14 en Córdoba (cuatro ya puestas en libertad), seis en Barcelona, una en Málaga y una en Jaén. Además, se realizaron un total de 14 registros, donde se ha intervenido abundante documentación.

FORMA DE OPERAR

La trama está constituida por una sociedad principal, ubicada en Barcelona, que compra fuera de España oro de 999.9 milésimas para su posterior venta en España. Los verdaderos destinatarios del oro, que se vende sin transformar, son mayoristas y fabricantes de joyería.

Sin embargo, la sociedad vendedora hace aparentar formalmente que los destinatarios son otras sociedades interpuestas creadas por ella misma con lo que, por un lado, justifica contablemente sus ventas y, por otro, oculta los verdaderos destinatarios. Para dificultar la labor de la Administración Tributaria, la proveedora del oro crea sucesivamente empresas pantalla utilizando testaferros insolventes.

De esta manera, los verdaderos destinatarios de las ventas, mayoristas y fabricantes de joyería, no aparecen en las facturas ya que compran en negro generándose una sucesiva cadena de elusiones del pago de tributos tanto en el IVA como en la imposición directa (IRPF o Impuesto sobre Sociedades) por los beneficios obtenidos hasta que el artículo fabricado con el oro llega al consumidor final.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies