SUP pide a Interior que explique la reunión de dos comisarios con los fiscales catalanes "sin permiso de sus superiores"

Actualizado 27/11/2012 16:16:30 CET

El sindicato se hace eco de la versión de que los fiscales les denegaron registrar la sede de CDC y a responsables de la Fundación Trias Fargas

MADRID, 27 Nov. (EUROPA PRESS) -

El Sindicato Unificado de la Policía (SUP) ha pedido al Ministerio del Interior una explicación sobre la reunión que el pasado 29 de octubre mantuvieron en Barcelona el responsable de Asuntos Internos, Marcelino Martín Blas-Aranda, y el ex jefe de la UDEF José Luis Olivera con dos fiscales anticorrupción catalanes. Según el sindicato policial, estos dos comisarios acudieron a esa cita "sin permiso de sus superiores".

"Si el director general de la Policía, Ignacio Cosidó, no conocía esa entrevista debería ser cesado" dice el SUP por medio de un comunicado en el que a su juicio también debería ser cesado por el mismo motivo el jefe de Asuntos Internos, al que tacha como "hombre para todo" y su superior directo, el Director Adjunto de la Policía (DAO), Eugenio Pino.

"Deberían ser cesados por el bien de la Policía y la legalidad. Y si el director general de la Policía conocía la reunión es él quien debería ser cesado. Están jugando con la Policía como si fueran empleados de su cortijo", insiste el comunicado.

La nota vuelve a referirse sobre el borrador de informe policial difundido el pasado viernes a la prensa y remitido al juez que "contiene una relación de hechos presuntamente delictivos de financiación de CDC". El SUP recuerda que el documento "no tiene fecha ni firma, es un borrador", pero explica que "en la mecánica de funcionamiento policial hacer borradores de trabajo o diligencia-informe es una práctica habitual, y si el juez, el fiscal o los mandos policiales lo autorizan se convierten en documento oficial con su registro, y en caso contrario son descartados".

Por ello desde este sindicato policial otorgan especial relevancia a esa reunión del 29 de octubre. El SUP se hace eco de la versión de que los dos comisarios principales, Martín Blas Aranda y José Luis Olivera, actualmente jefe del Centro de Inteligencia contra el Crimen Organizado (CICO) se entrevistaron con los fiscales Ulled y Bermejo, "en teoría para exponerles un nuevo programa de análisis de información, pero que, aprovechando la reunión, les mostraron un folio con un esquema de actuación para registrar la sede de CDC y de algunas personas responsables de la Fundación "Trias Fargas", siendo denegada esa actuación por los fiscales".

"Este hecho es importante porque si los fiscales hubiesen aceptado la propuesta ¿alguien tiene alguna duda de que ese borrador en folio en blanco, sin firma ni membrete, hubiera vuelto horas o días después a la fiscalía con dichos requisitos cumplimentados y convertido en un documento oficial?", sentencia.

El SUP ha anunciado además que va a impulsar la creación de "una Plataforma de Policías contra la Corrupción" con miembros de otras policías, desde la que poder "actuar contra políticos, mandos policiales, jueces, fiscales y cualquier otra persona que no sea escrupulosa en la aplicación de la legalidad y persecución de los delitos que se puedan imputar".

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies