SUP pide a los policías que se nieguen a expulsar inmigrantes tras el tratamiento del vídeo de Barajas

Actualizado 18/06/2009 21:47:11 CET

Anuncia que el senegalés ha logrado quedar en libertad en España al negarse a subir al avión que le llevaba de regreso a su país

MADRID, 18 Jun. (EUROPA PRESS) -

El Sindicato Unificado de Policía (SUP) pidió hoy a los agentes encargados de expulsar a los inmigrantes ilegales de España que se nieguen a hacerlo tras el tratamiento que se ha dado del vídeo en el que aparecen unos policías reduciendo a un senegalés que se niega a subir al avión que le va a llevar de regreso a su país. La ONG denunciante ha calificado la actuación policial de "salvaje maltrato policial".

En un comunicado, el sindicato pidió a los cuerpos de seguridad que no actúen en este tipo de casos hasta que la Dirección General, el Juez de Guardia o quien corresponda, les indique hasta qué punto pueden ejercer la fuera para subirlo al avión. En este sentido, el SUP apostó por dar a conocer a la sociedad que si un inmigrante irregular se resiste a la expulsión y logra así agotar el plazo máximo de internamiento en un CIE, las autoridades se ven obligadas, por Ley, a ponerlo en libertad.

Por ello, el sindicato pidió al Ministerio del Interior que haga públicos los datos de inmigrantes que se han quedado en libertad tras negarse a subir a un avión, así como los sueldos, las dietas y los billetes de avión de funcionarios policiales que han sido "tirados a la basura" por esta causa.

EL SENEGALÉS QUEDÓ EN LIBERTAD.

Asimismo, el SUP denunció que a los policías les toca siempre hacer la labor "más desagradable", como por ejemplo introducir "por la fuerza" a la persona expulsada en el avión, y recordó que el ciudadano del vídeo fue puesto en libertad "instantes después" por la negativa del comandante de la aeronave y por el estado de "agitación" en el que se encontraba.

Por último, el sindicato ironizó con que a partir de ahora se "derogue" la Ley de Extranjería y "no se expulse" a los inmigrantes ilegales sobre los que pesa una orden de expulsión y así, "por una concepción hippy de las leyes", los ilegales "sin expulsar" y los policías "sin problemas".