El Supremo anula, por caducidad, una multa de 4.086 euros impuesta al juez Navarro Estevan por insultar a Garzón

Actualizado 13/04/2006 13:33:32 CET

MADRID, 13 Abr. (EUROPA PRESS) -

La Sala de lo Contencioso-Administrativo del Tribunal Supremo ha anulado cuatro multas, de un importe total de 4.086 euros, por dos faltas graves y dos leves impuestas al juez Joaquín Navarro Estevan por el Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) el 18 de diciembre de 2001, al haber sido dictadas cuando ya se había producido la caducidad del procedimiento.

Las sanciones impuestas fueron por los insultos dirigidos hacia el magistrado Baltasar Garzón en dos artículos periodísticos y por referirse en términos despectivos al ex fiscal jefe Anticorrupción Carlos Jiménez Villarejo y a los jueces del alto tribunal Gregorio García Ancos y Enrique Bacigalupo.

La sentencia acoge la nueva doctrina de la Sala Tercera del Tribunal Supremo, que establece que la superación del plazo de seis meses para resolver un expediente disciplinario sí comporta la caducidad del procedimiento.

En este sentido, indica que el acuerdo de la Comisión Disciplinaria del CGPJ de 18 de diciembre de 2001 que impuso las sanciones se adoptó después de superado el plazo máximo legalmente previsto sin que haya habido por parte del instructor del expediente ni por parte del Consejo "explicación alguna sobre la posible concurrencia de razones o circunstancias extraordinarias justificativas de la tardanza".

El juez Navarro Estevan publicó en el número 12 (diciembre de 2000) de la revista "Ardi Beltza", dirigida por el acusado por integración en ETA Pepe Rei, un artículo en el que llamaba a Garzón "San Pinocho de Jaén" y le calificaba de "mendaz, exhibicionista, frívolo, fisgón, chismorrero, vacuo, sayón, tosco", entre otros insultos. Asimismo, le acusaba de violar "por sistema el secreto de sumario" y aludía a sus "malas fechorías".

En el mismo artículo se refería a Jiménez Villarejo, al que criticaba por haber propuesto "el archivo del caso Marey" y por integrar el "círculo de poder de (Felipe) González". En cuanto a García Ancos y Bacigalupo, indicaba que no se debía "indultar a un inocente", en referencia al 'caso Marey', y añadía que hacerlo implicaría "volver a exhibir" sus "vergüenzas".

En otro artículo publicado en el diario "La Razón" el 5 de abril de 2001, Navarro Estevan arremetía contra Garzón por la clausura de "Ardi Beltza" e imputar a Pepe Rei la comisión de hechos terroristas. En aquel texto le calificaba de "juez-cotorra" o "rábula". El artículo concluía señalando que no había muerto el "linaje de los inquisidores que deshonran la bienaventuranza de la justicia. Impudicia, deshonor y desvergüenza".

El pasado mes de enero, el Supremo anuló una multa de 3.600 euros al juez Navarro por acusar al ex presidente del Gobierno José María Aznar de hacer declaraciones "propias de un terrorista" y censurar las actuaciones contra el entorno de ETA del ex ministro de Interior.

En aquella ocasión, el alto tribunal entendió que en aquellas declaraciones al diario "Gara", Navarro no censuró a Aznar sino que expuso "en los términos más duros la opinión que le merecía" una manifestación del entonces presidente. Sin embargo, le mantuvo una multa de 300 euros por decir que el juez Garzón se inventaba "casi todo" en sus pesuisas sobre los grupos del entorno de ETA.