El Supremo anula la orden de 2015 de la Guardia Civil que restringía el papel de las asociaciones profesionales

Publicado 13/07/2018 15:51:14CET

MADRID, 13 Jul. (EUROPA PRESS) -

El Tribunal Supremo ha declarado "nula de pleno derecho" la Orden General 10/2015, de 28 de diciembre, de la Dirección General de la Guardia Civil sobre el desarrollo de los derechos de las asociaciones profesionales de agentes del Instituto Armado, al considerar que el contenido de dicha norma está ya regulado por la ley Orgánica 11/2007.

La Sala de lo Contencioso-Administrativo ha estimado el recurso interpuesto por la Asociación Unificada de Guardias Civiles (AUGC) y ha anulado la sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Madrid (TSJM) dictada en 2017 que daba validez a esta orden. El Supremo da la razón a la asociación mayoritaria de guardias civiles que afirmó que la Orden, ahora anulada, fue dictada por un "órgano incompetente, omitiéndose las reglas exigidas para su elaboración, en concreto el dictamen del Consejo de Estado".

La Sala concluye en su sentencia que el contenido de la Orden General de 2015 se identifica con el desarrollo reglamentario de la Ley Orgánica 11/2015, pues en su artículo 1 dice que como objeto tiene "desarrollar, facilitar y asegurar el ejercicio efectivo de los derechos de las asociaciones profesionales de guardias civiles y de sus representantes", recogidos en varios artículos de la citada ley.

Es más, afirma que la Orden tiene un "contenido de innovación" al exponer que "incorpora cuestiones relevantes con el propósito principal de progresar en el ejercicio de los derechos de asociación y representación en el Cuerpo". Añaden los magistrados que una orden general no puede emplearse como instrumento para el desarrollo normativo de la citada ley orgánica.

Por último, la Sala indica que tal reglamentación debe efectuarse mediante una norma aprobada por Real Decreto del Consejo de Ministros, previo dictamen del Consejo de Estado, siguiendo las reglas del Título V de la Ley del Gobierno.

"CERCENAR Y VACIAR DE CONTENIDO" LA LEY ORGÁNICA

Tras conocer esta resolución, la AUGG ha aplaudido la decisión del alto tribunal de anular dicha Orden porque "intentaba cercenar y vaciar de contenido el núcleo esencial de la Ley Orgánica que recoge la existencia de las asociaciones profesionales en el Cuerpo".

La asociación explica en un comunicado que esto supone un "varapalo" para la Guardia Civil porque al declarar nula la orden general se invalida los expedientes abiertos durante los dos últimos años contra representantes de la AUGG.

"En un intento por imponer la jerarquía laboral sobre a la interlocución con las asociaciones como legítimas representantes de los trabajadores del Instituto Armado, algunos altos mandos estaban aprovechando esta Orden General ahora anulada por el Supremo como herramienta de castigo y advertencia", destaca el comunicado.

En este sentido, la asociación reclama "responsabilidades políticas que se derivan de esta cuestión, en lo que atañe a la Dirección General, y en cuanto a la actuación del Gabinete Técnico de la Guardia Civil". Asimismo, pide al nuevo director general que afronte la reorganización del departamento con la incorporación de un "equipo mixto y cualificado" que lleve al Instituto Armado "hacia su modernización y democratización".