El Supremo confirma el cese de una juez de Martorell (Barcelona) que llamó "incompetentes" a los Mossos d'Esquadra

Actualizado 30/05/2010 12:21:02 CET

Estima que "la utilización habitual de gritos para dirigirse a otra persona es contraria a las pautas normales de la convivencia"

MADRID, 30 May. (EUROPA PRESS) -

El Tribunal Supremo ha confirmado el cese de la juez sustituta del Juzgado de Primera Instancia e Instrucción número 5 de Martorell (Barcelona), Belén Pilo Gutiérrez, al considerar que incurrió en una "falta de respeto" por dirigirse a gritos a cuatro agentes de los Mossos d'Esquadra a los que llamó "incompetentes" y acusó de venir "siempre con las mismas tonterías".

En una sentencia hecha pública hoy, la Sección Octava de la Sala Contencioso-Administrativa del alto tribunal avala el cese en sus funciones de la juez, que fue aprobado por la Comisión Permanente del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) el 19 de septiembre de 2008, porque "la utilización habitual de gritos para dirigirse a otra persona ya es contraria a las pautas normales de una convivencia educada".

El tribunal añade que el comportamiento de la juez, que fue suspendida por "falta de aptitud e idoneidad", es "abiertamente incompatible con el ejercicio de cualquier clase de poder público en una sociedad civilizada, pues en ésta todo poder público es antes una servidumbre de actuar con prudencia y responsabilidad en el ejercicio de las competencias públicas que se tengan atribuidas que un ejercicio de arrogancia ante los inferiores".

"Esa falta de respeto es especialmente grave en estos comportamientos de la demandante aquí acreditados", añade la sentencia antes de recordar que la instructora se dirigió el 25 de abril de 2008 a los agentes con el calificativo de "incompetentes", lo que imposibilitó que éstos tomaran la "iniciativa" de dirigirle la palabra a ella "aunque fuera en términos respetuosos".

"¿USTED SABE QUIÉN SOY YO?"

Además de estos calificativos, la juez se dirigió a los policías autonómicos con las siguientes expresiones: "¿Tres hojas son un atestado?", "¿Usted sabe quién soy yo?" y "Usted no está hablando con cualquiera, yo soy la juez y usted es el agente".

En su escrito de alegaciones, Pilo Gutiérrez defendió que sus manifestaciones estaban motivadas por "discrepancias" con los Mossos y señaló que "nadie" le había hecho notar "hasta ahora que gesticulaba en exceso". "No existe ninguna norma que limite la gesticulación del juez", añadía.

La sentencia, de la que ha sido ponente el magistrado Nicolás Maurandi, otorga "verosimilitud" a estos hechos al considerar que, aunque no fueron ratificados por los agentes en el procedimiento administrativo, tampoco fueron negados en ningún momento por la instructora.

La versión de los Mossos es, para el tribunal, más creíble" porque su descripción fáctica es "detallada y circunstanciada, con expresión de las actuaciones en que tuvieron lugar los incidentes imputados, las personas que intervinieron en ello, su fecha y lugar y no sólo el tono de voz atribuido a la actora sino las concretas expresiones con que acompañó su actitud".

Además, ha valorado el testimonio de la juez decano de Martorell, que aunque no presenció los hechos manifestó haber constatado que esa manera de proceder era "habitual en la actora". Además, la secretaria de su juzgado ratificó como "cierto" uno de los incidentes.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies