El Supremo confirma la condena a 11 años de cárcel de la etarra Idoia Martínez García por robar dos pistolas en 1994

 

El Supremo confirma la condena a 11 años de cárcel de la etarra Idoia Martínez García por robar dos pistolas en 1994

Actualizado 10/05/2006 20:30:20 CET

MADRID, 10 May. (EUROPA PRESS) -

El Tribunal Supremo ha confirmado la condena de 11 años de prisión impuesta a la etarra Idoia Martínez García, alias "Olga", por la Audiencia Nacional en julio de 2005 por un delito de robo con intimidación y otro de tenencia ilícita de armas por haberse apoderado de las pistolas reglamentarias de dos policías municipales en Madrid en 1994.

El alto tribunal, que desestima así el recurso interpuesto por Martínez contra la resolución de la Audiencia Nacional, argumenta en su sentencia, hecha pública hoy, que "ha existido prueba de cargo y que ha sido racionalmente valorada por el tribunal", en relación con una posible vulneración de la presunción de inocencia alegada por la etarra en su recurso.

El Supremo afirma que "ningún dato objetivo de una mínima consistencia avala ninguna posibilidad alternativa de la opción que resulta de los hechos declarados probados en la sentencia".

Ante la petición de considerar los delitos en concurso ideal, el Supremo reseña que "la tenencia ilícita de armas se produce por la mera tenencia ilegítima de las mismas. Esto es suficiente para afirmar la existencia de la infracción delictiva". Por ello, concluye que "estamos ante una situación de concurso real entre ambos delitos y que fueron correctamente penados en la sentencia".

La Sección Primera de lo Penal de la Audiencia Nacional condenó a Martínez a 11 años de cárcel por un delito de robo con intimidación y otro de tenencia ilícita de armas, y la absolvió de los delitos de pertenencia a banda armada (al haber sido condenada por su equivalente en Francia), robo con fuerza en las cosas y sustitución de placas de matrícula, ya que "no se practicó prueba en el plenario ni resulta de otro modo acreditada la intervención de la procesada en los mismos".

ROBO DE PISTOLAS Según el relato de hechos probados de la sentencia de la Sección Primera de lo Penal de la Audiencia Nacional, Martínez y el ya condenado Mikel Azurmendi Peñagaricano robaron el 7 de julio de 1994 un coche estacionado en el Camino de los Vinateros de Madrid y posteriormente le cambiaron las placas de matrícula por otras falsas.

El 2 de agosto de ese año ambos conducían por la capital en el citado vehículo, cuando realizaron un giro incorrecto hacia la izquierda para dirigirse a la calle Silvano. Esta maniobra fue observada por una patrulla de la Policía Municipal, que comenzó a seguir al infractor a lo largo de la calle José Domingo Rush.

En ese momento, los etarras pararon el coche y cuando la pareja de policías municipales descendieron del coche patrulla para efectuar un boletín de denuncia, Idoia Martínez y Mikel Azurmendi "se apearon del automóvil, extrajeron de la bolsa que portaban dos pistolas y encañonaron a los agentes, desarmándoles y apoderándose de sus revólveres".

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies