El Supremo continua hoy su deliberación sobre el "caso Puig Antich"

 

El Supremo continua hoy su deliberación sobre el "caso Puig Antich"

Actualizado 01/02/2006 9:37:36 CET

MADRID, 1 Feb. (EUROPA PRESS) -

El Pleno de la Sala de lo Militar del Tribunal Supremo continúa hoy la deliberación que comenzó ayer sobre el recurso de revisión planteado por la familia del anarquista catalán Salvador Puig Antich, contra la condena a muerte del Consejo Supremo de Justicia Militar que provocó su ejecución el 2 de marzo de 1974, mediante garrote vil.

El Supremo debe decidir sobre la admisión a trámite del recurso de revisión contra la condena a muerte del anarquista, que fue encontrado culpable por la justicia militar durante el franquismo de la muerte de un policía.

El alto tribunal podría aplazar el asunto hasta que el Consejo del Poder Judicial resuelva el recurso de alzada que ha planteado la familia de Puig Antich contra el acuerdo, adoptado por el presidente de la Sala Militar del Supremo, Angel Calderón, de que sea el Pleno de dicha Sala y no cinco de sus magistrados quien estudie la cuestión.

Aparte de los argumentos de la familia, los magistrados tendrán sobre la mesa un informe de la Fiscalía de lo Militar del Supremo, que se opone a la admisión a trámite del recurso. La admisión permitiría a la familia formalizar el recurso de revisión, y es un paso previo para analizar los argumentos de fondo de la reclamación.

En julio de 2005, el presidente de la Sala Militar del Supremo, Angel Calderón, decidió que fuese el Pleno de dicha Sala el que estudiase el recurso y no sólo los cinco magistrados designados en un principio. La familia recurrió esa decisión, pero la Sala rechazó el recurso.

El Supremo deberá decidir teniendo presente que, el 13 de julio de 2004, el Tribunal Constitucional anuló la decisión de la misma Sala de lo Militar del Supremo de no autorizar la revisión del caso de Francisco Granado y Joaquín Delgado, de las Juventudes Libertarias, que fueron condenados a muerte y ejecutados a garrote vil el 17 de agosto de 1963. El T.C. ordenó al Supremo practicar las pruebas propuestas por los recurrentes antes de decidir sobre el fondo de la reclamación.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies