El Supremo continuará deliberando mañana sobre la sanción impuesta al general Mena por sus palabras sobre el Estatut

Actualizado 10/07/2006 21:20:31 CET

MADRID, 10 Jul. (EUROPA PRESS) -

La Sala Quinta del Tribunal Supremo continuará mañana sus deliberaciones en relación con el recurso interpuesto por el teniente general José Mena Aguado contra la sanción de 8 días de arresto que el entonces ministro de Defensa, José Bono, le impuso por sus palabras durante la Pascua Militar, en las que advirtió de que si "los límites infranqueables" que marca la Constitución son rebasados por algún Estatuto autonómico, "sería de aplicación el artículo octavo de la Constitución".

El Título Octavo de la Carta Magna establece que las Fuerzas Armadas "tienen como misión garantizar la soberanía e independencia de España, defender su integridad y el ordenamiento constitucional".

La Sala de lo Militar del Tribunal Supremo comenzó hoy a deliberar sobre este asunto, y tras continuar con el debate, está previsto que mañana de a conocer su resolución, informaron hoy fuentes del alto tribunal.

El entonces jefe de la Fuerza Terrestre del Ejército fue sancionado con 8 días de arresto por el ministro de Defensa, que le consideró responsable de una falta leve consistente en la expresión pública de opiniones que "supongan la infracción del deber de neutralidad" en relación con las opciones políticas.

Mena presentó un recurso contencioso disciplinario militar contra la sanción, que está siendo estudiado por cinco magistrados de la Sala Quinta, su presidente, Angel Calderón, quien también será el ponente de la sentencia que se dicte, Carlos García Lozano, José Luis Calvo, Angel Juanes y Javier Juliani.

El primer recurso interpuesto por Mena fue desestimado a finales del mes de febrero por el propio ministro en su condición de autoridad sancionadora.

DISCURSO DE MENA.

Durante su discurso, el pasado 6 de enero, en la Capitanía General de Sevilla, el teniente general Mena dijo que "afortunadamente, la Constitución marca una serie de límites infranqueables para cualquier Estatuto de autonomía", por lo que reiteraba un "mensaje de tranquilidad".

No obstante, advirtió de que "si esos límites fuesen sobrepasados, lo cual en estos momentos afortunadamente parece impensable, sería de aplicación el artículo octavo de la Constitución: las Fuerzas Armadas, constituidas por el Ejército de Tierra, la Armada y el Ejército del Aire, tienen como misión garantizar la soberanía e independencia de España, defender su integridad y el ordenamiento constitucional".

El alto mando también se refirió a "las graves consecuencias que tanto para las Fuerzas Armadas como institución como para las personas que las integran podría conllevar la aprobación del Estatuto de Cataluña en los términos que está planteado".

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies