El Supremo estudiará mañana el recurso de las hermanas de Antich contra el rechazo de las pruebas solicitadas

Actualizado 22/05/2007 19:01:43 CET

MADRID, 22 May. (EUROPA PRESS) -

El Pleno de la Sala de lo Militar del Tribunal Supremo estudiará mañana el recurso de súplica presentado por las hermanas del anarquista catalán Salvador Puig Antich contra la decisión del alto tribunal de rechazar las últimas pruebas propuestas por la familia para fundamentar su solicitud de que se revise la sentencia que le condenó a muerte.

El Supremo consideró que estas pruebas no aportaban "nada nuevo" y acordó, entre ellas, la inadmisión del informe de la autopsia del subinspector Francisco Anguas, por cuya muerte se condenó a Puig Antich, al entender que era una prueba "inútil e innecesaria". En un voto particular, el magistrado José Luis Calvo Cabello estimó que sí debía haberse admitido la prueba pericial propuesta.

"La Sala los ha percibido desde el primer momento, estando por ello en condiciones de valorarlo, por lo que la pericial propuesta resulta a todas luces innecesaria. Lo mismo cabe decir respecto a las palabras que originalmente fueron dactilografiadas en dicho documento y retocadas o corregidas", afirmó el auto al respecto.

TESTIGO DE REFERENCIA.

La Sala Quinta explicó que la petición de que declare Francesc de Paula Caminal y Badía, que fue codefensor de Puig Antich junto a Oriol Arau Hernández durante la instrucción de la causa, debía ser rechazada, porque se trata de un testigo de referencia, y porque "coincide en lo sustancial con lo dicho por Salvador Puig Antich tanto en el sumario como en el juicio oral".

La defensa lo había solicitado para que explicara cómo Puig Antich le contó cómo se produjo "el forcejeo tumultuario en un espacio reducido donde se produjeron disparos de diversas armas y en el que nunca tuvo intención de matar a nadie".

El tribunal dio por concluido el trámite de alegaciones sobre el testimonio prestado por el doctor Joaquín Latorre, quien en septiembre de 1973 era médico residente en el Hospital Clínico de Barcelona, ayudante del doctor Ramón Barjau, al entender que la familia de Puig Antich lo aporta en su recurso de súplica.

El doctor Latorre, al igual que sostenía Barjau, declaró en el Supremo que el cadáver del subinspector Francisco Anguas, por cuya muerte fue condenado Puig Antich, presentaba al menos cinco impactos de bala y que ignoraba por qué en la autopsia figuraban sólo tres.

Por este motivo, la diferencia entre los impactos que se atribuyeron al anarquista catalán y los que tenía el cuerpo, la familia también quería que se interrogara al médico que hizo la autopsia, pero según los forenses no se encuentra en condiciones de declarar.

Lo único que aceptó la Sala fue la incorporación al sumario de los recortes de prensa de la época y actuales aportados por los abogados de las hermanas de Puig Antich, Sebastián Martínez Ramos y Olga de la Cruz Herrero, sobre la detención del anarquista catalán.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies