Susana Díaz dice que su relación con el Gobierno de Rajoy es "más fluida" que con el PP-A

Actualizado 17/12/2013 22:44:33 CET

SEVILLA, 17 Dic. (EUROPA PRESS) -

La presidenta de la Junta de Andalucía, Susana Díaz, ha manifestado que su relación con el Gobierno de Mariano Rajoy es "más fluida" que con el PP-A, al que habrá que preguntarle "el por qué".

En la rueda de prensa posterior a la reunión del Consejo de Gobierno en la que ha hecho un balance de los primeros cien días de su Gobierno, Susana Díaz ha señalado que esa relación fluida con el Ejecutivo nacional forma parte de esa mano tendida y lealtad institucional que anunció desde el primer día.

No obstante, la presidenta ha estimado que la "lealtad institucional" que desde el primer día trasladó al Gobierno central "no ha sido correspondida", porque la respuesta la ha tenido a través del BOE, del diario de sesiones del Congreso de los Diputados o no ha tenido respuesta.

Para Susana Díaz, el Gobierno central tiene que ser sensible ante Andalucía y ser consciente de que no puede gobernar el país "de espaldas" a ocho millones y medio de ciudadanos. Ha lamentado la "insensibilidad" del Ejecutivo nacional al recurrir la Ley de función social de la vivienda y al no dotar a esta comunidad con un plan extraordinario de empleo.

Ha querido dejar claro además que cuando su Gobierno se plantea recurrir la Ley Orgánica de Calidad educativa (Lomce) o la reforma local no está "confrontando" con el Ejecutivo nacional, sino defendiendo el Estatuto de Autonomía.

Para Díaz, a este país le falta consenso, diálogo y acuerdo y quien tiene que impulsar eso es el Gobierno de España, convencida de que dialogando se podían haber evitado de recursos de una y otra parte.

Ha señalado que, pese a todo, le va a seguir tendiendo la mano al Ejecutivo nacional y a todos los partidos políticos en Andalucía, reconociendo todas las iniciativas que sean buenas para la comunidad.

Asimismo, la presidenta ha indicado que espera que el PP-A solucione lo antes posible sus "problemas internos" porque ello le permitiría tener un interlocutor "válido y necesario" en el partido de la oposición y al que seguiría tendiendo la mano, como ha hecho con Juan Ignacio Zoido y con los distintos alcaldes 'populares' con los que se ha entrevistado.

Ha lamentado que algunos piensen que para que les vaya bien, a Andalucía y su Gobierno les tiene que ir "muy mal" y estar manchando permanentemente la imagen de la comunidad. "Yo no estoy en esas tesis y quiero que le vaya bien al Gobierno de España para que le vaya bien al país y a Andalucía", según ha expresado la presidenta, garantizando que siempre estará al lado del Ejecutivo de la Nación cuando defienda los intereses de esta comunidad.

Díaz ha señalado que espera lo mismo del PP-A, pero lamentablemente está "enredado en el único discurso que tiene, que es el de la corrupción, de los demás, porque de la suya nunca". "Si lo que pretende el PP-A es convertir a Andalucía en la política de la tierra quemada y hablar exclusivamente de corrupción, ahí no me va a tener", ha sentenciado.

Ha confiado en que eso cambie y que el PP-A sea capaz de sumarse al diálogo y responda a los "gestos" que ella está haciendo.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies