Susana Díaz avisa de que no dejará "que nadie arrodille al PSOE"

353026.1.644.368.20170513151504
Vídeo de la noticia
Actualizado 13/05/2017 18:59:47 CET

GIJÓN, 13 May. (EUROPA PRESS) -

La candidata a la Secretaría General del PSOE y presidenta de la Junta de Andalucía, Susana Díaz, ha garantizado este sábado que si vence en las primarias de su partido no dejará "que nadie arrodille al PSOE, que nadie nos dé lecciones de nada". "Al PSOE nadie le va a decir lo que tiene que decidir, y además de estar unido, tiene que recuperar la moral de victoria", ha agregado tras asegurar que quiere ser la secretaria general "de todos los socialistas en todos los rincones de España".

Durante un acto en Gijón de su candidatura para liderar el PSOE, Susana Díaz ha reclamado que no haya "ni un insulto ni una mala palabra" en este proceso de primarias, sino respeto entre todos porque "somos compañeros de una misma familia que libremente hemos elegido". "Si queréis que sea la secretaria general, no hablar mal de nadie, hablar bien del PSOE y de los compañeros que formamos el partido, somos el PSOE, vamos a estar a la altura de un gran partido", ha agregado.

Así, ha defendido que el PSOE "debe estar unido y debemos respetarnos" y ha señalado como primer compromiso si ganar las primarias "ser la secretaria general de todos los compañeros, hayan votado a quien hayan votado y hayan avalado a quien hayan avalado".

Así las cosas, y tras dedicar unas palabras al presidente de la Gestora del PSOE y de Asturias, Javier Fernández, de quien ha dicho que es "un maestro al que admira"; Susana Díaz se ha mostrado convencida de que en los próximos meses el PSOE "va a hacer lo que tiene que hacer: dejar lamentarse y de mirarse ombligo, y se va a poner a mirar a los ojos a los ciudadanos y va explicar que tenemos un proyecto para volver a hacernos cargo de España y para que la gente viva mejor", para que encuentren en el PSOE "la izquierda útil" que les ayuda.

Susana Díaz se ha referido a la unión que deben mantener los socialistas frente a quienes "no quieren que el PSOE haga un buen proceso de primarias, quienes quieren intimidar la voluntad libre de los socialistas, quien pone autobuses para manchar la dignidad de los socialistas, quien hace escraches a los actos del partido o que quieren hacer con el PSOE como han hecho con otros partidos", pero, ha asegurado, si gana las primarias, "nadie le va a decir al PSOE lo que tiene que hacer".

Se ha mostrado convencida de que los socialistas están "en el camino correcto" frente a quienes "no querían un PSOE fuerte, autónomo, libre, que volviera a ser la alternativa en este país", cuando ha señalado que si llega a la Secretaría General del PSOE no se callará ante "los ataques a los socialistas". "Estamos dispuestos a levantarnos para levantar a este país, para eso quiero ser secretaria general, y vamos a hacerlo juntos", ha apostillado.

"NADIE NOS VA A ARRUGAR NI ACOMPLEJAR"

"Quiero que el PSOE gane y lo vamos a hacer muy pronto en todos los rincones del país", ha afirmado Susana Díaz en otro momento de su intervención, cuando ha indicado que no va a pedir perdón porque le guste ganar o por querer que el PSOE gane elecciones, toda vez que ha llamado a afrontar el futuro inmediato "sin complejos" porque "nadie nos va a arrugar ni acomplejar".

En este punto, la andaluza ha criticado que el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, "no ha sido capaz de gestionar la recuperación económica ni de estar a la altura ética que se le exige por representar a los ciudadanos", si bien ha defendido que quiere que los ciudadanos voten al PSOE no porque la derecha lo haga mal sino "porque somos mejores que ellos y porque tenemos un proyecto para hacernos cargo de España". "Nunca diré que dejemos que España se caiga para que la levantemos, sino que saquemos lo mejor de nosotros", ha indicado.

"No nos va a acomplejar ni la derecha ni los que dicen que son más de izquierdas", ha proseguido Susana Díaz, quien se ha referido de manera directa al secretario general de Podemos, Pablo Iglesias, para garantizar que a los socialistas "no nos van a callar, ni nos van a intimidad ni nos van a humillar".

Y así, la presidenta andaluza ha reclamado a los socialistas que la apoyan que "los respetemos a ellos aunque ellos no nos respeten a nosotros" porque, ha agregado, "somos demócratas y nunca interferiríamos en la voluntad libre de un partido" mientras que ellos "tienen odio y rencor".

"LA BANDERA QUE ME EMOCIONA ES LA DE LA IGUALDAD"

Durante su discurso, la candidata ha defendido la sanidad y la educación pública y la Ley de Dependencia, a la par que ha señalado que quiere ganar "para defender la bandera de la igualdad con fortaleza". En este punto, ha indicado que una de las primeras medidas que impulsará si lidera el PSOE será que "de manera inmediata y urgente se firme el pacto estatal contra la violencia de género porque no podemos a esperar ni un minuto más".

Asimismo, ha insistido en la igualdad entre los territorios: "Soy socialista y tengo una sola bandera que me emociona, que me llena de orgullo, la de la igualdad", ha afirmado antes de garantizar que siempre va a defender lo mismo en todos los rincones de España porque no está dispuesta a que nadie levante muro ni barrera entre nosotros, "las personas están por encima de territorios".

Susana Díaz ha dicho que nunca entrará en una subasta "para competir con quienes entienden que en función de donde nacen pueden ser enemigo de otros" porque defiende la Declaración de Granada y quiere una España moderna, federal e inclusiva, "pero también solidaria, sensible y que garantice la igualdad". "En esa España creo y creeré cuando quiera romper el techo de cristal de la Presidencia del Gobierno en este país, dando seguridad, defendido un país que tiene posibilidades de presente y de futuro", ha aseverado insistiendo en que defiende el mismo modelo de país en cualquier parte del territorio.

De otro lado, a la par que ha asegurado que el PSOE quiere formar parte de "una Europa de las personas, que sea solidaria y busque solucionar los problemas de los ciudadanos", ha censurado que la Comunidad Europea "no sabe responder al drama de los refugiados", cuando también ha criticado que Iglesias y Podemos "se pusieran de perfil" en cuanto a las elecciones francesas y no enfrente de la ultraderecha, el racismo y el xenofobia.

Así las cosas, y tras referirse a los orígenes "rebeldes" del PSOE o cuando sus dirigentes "no pensaron en las siguientes elecciones, sino en la libertad de los ciudadanos, sus derechos y en la convivencia, poniendo los intereses del país por encima del PSOE y de sus intereses", Susana Díaz ha garantizado que ahora en el PSOE "vamos a volver a ser rebeldes, a construir un país del que sentirnos orgullosos".

"España no nos ha dado la espalda, saben que en el PSOE tienen la oportunidad de cambiar a mejor", ha sostenido antes de incidir en que ella no quiere ser la mejor, sino que quiere estar rodeada de los "mejores", y ha prometido que su comportamiento será "el de una buena socialista" para gobernar desde la ética socialista y con leyes que cambien la vida de las personas. "Somos el PSOE y si me ayudáis y me acompañáis vamos a levantar el PSOE para levantar España, juntos y juntas", ha zanjado la aspirante andaluza.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies