Suspendida por enfermedad de un abogado la vista del TS sobre los islamistas que colaboraron con 'El Tunecino'

 

Suspendida por enfermedad de un abogado la vista del TS sobre los islamistas que colaboraron con 'El Tunecino'

Actualizado 24/04/2008 16:54:47 CET

Abdelkrim y Mohamed Ouazzani prestaban su casa para celebrar reuniones pese a conocer que se hablaba sobre la guerra santa

MADRID, 24 Abr. (EUROPA PRESS) -

La enfermedad de uno de los abogados defensores provocó hoy la suspensión de la vista que se iba a celebrar en el Tribunal Supremo (TS) para estudiar el recurso de casación presentado por los islamistas Abdelkrim y Mohamed Ouazzani contra la sentencia de la Audiencia Nacional que les condenó en marzo de 2007 por colaborar con una célula islamista creada y dirigida por Serhane Ben Abdelmajid, alias 'El Tunecino', uno de los autores materiales de los atentados del 11-M, informaron fuentes jurídicas.

La Sala de Lo Penal del alto tribunal, que tenía previsto analizar los recursos de casación presentados por las defensas de los dos islamistas, acordó la suspensión sin fecha de la vista tras constatar la ausencia por enfermedad del letrado Sebastiá Salellas, al que correspondía la representación legal de Mohamed Ouazzani.

Los dos islamistas fueron condenados por la Audiencia Nacional a cinco y seis años de cárcel, respectivamente, por colaboración y pertenencia a organización terrorista por integrarse en una célula creada por 'El Tunecino', uno de los siete 'yihadistas' que se inmolaron en un piso de Leganés días después de los atentados del 11 de marzo de 2004 en Madrid. Según la sentencia, a esta estructura también pertenecía Mustapha el Maimouni, quien cumple condena desde 2003 en Marruecos por su pertenencia a la asociación terrorista islámica ICIA.

Durante sus estancias en Madrid, entre los años 2001 y 2002, los dos líderes 'yihadistas' organizaron varias reuniones a las que asistían miembros de la comunidad musulmana que estaban destinadas a la captación de adeptos para la guerra santa. En estos encuentros, según la resolución judicial, se justificaba el islamismo más violento y radical.

REUNIONES EN SU CASA

La colaboración de Abdelkrim Ouazzani con esta célula consistía en dejarles su casa para que celebrasen estas reuniones sabiendo que tenían por objeto buscar adeptos para la guerra santa. En este domicilio vivía también Mohamed Ouazzani, quien pasado un tiempo abandonó el domicilio de su primo y se marchó con Mustapha el Maimouni y 'El Tunecino' al encontrarse dispuesto a seguir sus postulados radicales.

Tras la detención en 2003 de Maimouni, las reuniones dejaron de celebrarse, ya que 'El Tunecino' no volvió a tener contacto con las personas que acudían a ellas y consideraba que todos a excepción de Mohamed Ouazzani, con el que sí siguió viéndose, no estaban dispuestas a convertirse en seguidores de la 'yihad'.

De hecho, según la sentencia de la Audiencia Nacional, en el piso de Leganés en el que se inmoló 'El Tunecino' se halló un libro con fragmentos del Corán en el que se encontró una huella del propio Mohamed Ouazzani. Además, éste fue identificado el día 30 de septiembre de 2004 en compañía de un familiar de 'El Tunecino' en las inmediaciones de la central nuclear de Guadalajara aunque ambos argumentaron que iban a bañarse.

La actualidad más visitada en EuropaPress logo: La actualidad más vista
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies