El TC anula una condena por narcotráfico basada en el testimonio de un coimputado asesinado antes del juicio

Actualizado 27/01/2006 18:44:32 CET

MADRID, 27 Ene. (EUROPA PRESS) -

La Sala Primera del Tribunal Constitucional ha anulado las sentencias de la Audiencia Nacional y del Tribunal Supremo que condenaron a ocho de prisión por narcotráfico a José Manuel Padín Bugallo, por entender que se vulneró su presunción de inocencia y su derecho de defensa porque la única prueba de cargo contra él fue la declaración de un coimputado arrepentido, que no pudo declarar en el juicio porque fue asesinado antes. El tribunal añade que en las sentencias de la Audiencia y del Supremo no se advierte la existencia de factores externos de corroboración de dicha declaración, "que permitan considerar mínimamente adverada su participación en los hechos por los que se le condena, por lo que no ha existido actividad probatoria de cargo suficiente para enervar dicha presunción". La Audiencia Nacional condenó en julio de 1998 a José Manuel Padín Bugallo a ocho años de cárcel por participar en una operación consistente en el desembarco y posterior introducción en Portugal de una determinada cantidad de cocaína. La sentencia se basó en las declaraciones sumariales de un arrepentido (Daniel Baulo Carballo), quien relató durante la vista oral la presencia del demandante de amparo en la embarcación y le reconoció en la misma Sala.

El fallo reprodujo también las declaraciones sumariales del padre del arrepentido -Manuel Baulo Trigo-, (que había fallecido asesinado antes del juicio), en las que señaló al recurrente como la persona a la que hizo entrega de la cocaína.

En marzo de 2000, el Tribunal Supremo ratificó el fallo en lo que a Padín Bugallo se refiere, si bien invalidó como prueba el testimonio de Daniel Baulo, porque durante el juicio se negó a contestar a los abogados de los acusados.

MANTIENE CONDENA

Sin embargo, el Supremo mantuvo la condena basándose en el testimonio de Manuel Baulo, prestado ante el Juzgado Central de Instrucción número 5 de la Audiencia Nacional el 15 de diciembre de 1992, al considerar que había datos plenamente acreditados que le daban credibilidad, como el viaje del barco o la avería en las máquinas, lo que obligó a trasbordar la droga a otro buque.

La sentencia del Tribunal Constitucional, de la que ha sido ponente el magistrado Roberto García-Calvo y Montiel, sostiene que "la mera lectura de las declaraciones" de Manuel Baulo que se pudo hacer en el acto del juicio, ya que entonces estaba ya muerto, "no ofrecieron ocasión adecuada para ejercer de forma completamente satisfactoria el derecho de defensa".

En este sentido, la sentencia recuerda que la doctrina del Tribunal Constitucional precisa que la declaración de un coimputado carece de consistencia plena como prueba de cargo "cuando, siendo únicas, no resultan mínimamente corroboradas por otras pruebas".

Añade que los elementos de corroboración puestos de manifiesto por el Tribunal Supremo podían ser legítimamente tenidos en cuenta por el órgano judicial para avalar la credibilidad y coherencia interna del relato del coimputado fallecido, pero ninguno de ellos individualmente considerados, ni todos en su conjunto, "permiten considerar corroborada, en los términos exigidos por nuestra jurisprudencia, la participación del recurrente en los hechos que se le atribuyen".

La sentencia cuenta con el voto particular de uno de los seis magistrados de la Sala, Jorge Rodríguez-Zapata Pérez, quien cree que debió confirmarse la condena y destaca que se ha aplicado con demasiado rigor por sus compañeros la doctrina del TC en materia de declaración de coimputados.

En ese sentido, recuerda que el recurrente, Padín Bugallo, pudo pedir en vida de Manuel Baulo una nueva declaración del mismo para ejercer el principio de contradicción, y no lo hizo, pese a que sabía la acusación que se dirigía contra él y que se basaba en el testimonio de esa persona. Además, subraya que el Supremo tuvo en cuenta datos de corroboración del testimonio de Manuel Baulo.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies