El TEDH reelige al andorrano Josep Casadevall como vicepresidente del órgano

Actualizado 05/07/2015 1:10:09 CET

Presidió el tribunal que condenó inicialmente a España por aplicar la "doctrina Parot" y ordenó indemnizar a Otegi

MADRID, 15 Sep. (EUROPA PRESS) -

El andorrano Josep Casadevall ha resultado reelegido este lunes vicepresidente del Tribunal Europeo de Derechos Humanos (TEDH), cargo que ostenta desde noviembre de 2011, según ha informado este órgano. El nombramiento, que entra en vigor el próximo 4 de noviembre, lo es para los próximos tres años.

El TEDH, que cuenta con un juez de cada uno de los 47 estados que ratificaron la Convención Europea de los Derechos Humanos, tiene dos vicepresidentes.

Casadevall, nacido en 1946 en Girona, se graduó en leyes en Madrid y desarrolló casi toda su carrera en Andorra hasta que fue nombrado magistrado del TEDH en 1996, donde ha ejercido de presidente de sección y es vicepresidente desde noviembre de 2011.

Presidió los tribunales que han acarreado trascendentales condenas para España como la que en julio de 2012 planteó el pago de una indemnización de 30.000 euros por daños morales a la activista de ETA Inés del Río Prada por aplicarle la 'doctrina Parot' de forma "retroactiva".

La resolución, que supuso la anulación la aplicación de la doctrina creada por el Tribunal Supremo y decenas de excarcelaciones de miembros de ETA, fue recurrida por el Estado español y confirmada por la Gran Sala del TEDH el pasado mes de octubre

Igualmente, Casadevall presidió el tribunal que en marzo de 2012 condenó a España por vulnerar el derecho a la libertad de expresión del que fuera portavoz de Batasuna, Arnaldo Otegi, cuando fue condenado a un año de prisión por un delito de injurias al Rey por llamar al monarca "responsable de los torturadores.

En junio de 2011, y como miembro del tribunal, Casadevall también firmó la sentencia que condenó a España a indemnizar con un total de 18.400 euros a Francisco Lizaso Azconobieta por vulnerar su presunción de inocencia en 1994, cuando tras ser detenido en una operación contra ETA fue acusado por el entonces gobernador civil de Guipúzcoa, José María Gurruchaga, de ser miembro del "comando Kirruli" de la organización terrorista.

La rueda de prensa en la que se ofrecieron públicamente los datos de este ciudadano se celebró el 8 de junio de 1994, cuatro días después de la detención, y tan sólo un día después Lizaso fue puesto en libertad sin cargo alguno por el juez de la Audiencia Nacional Baltasar Garzón.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies