Tomás Gómez se pregunta qué se diría si alguien del PSM afirmase que 'teme por su vida' como hizo Cobo en el PP

Actualizado 29/12/2009 13:00:35 CET

MADRID, 29 Dic. (EUROPA PRESS) -

El secretario general del PSM-PSOE, Tomás Gómez, dijo hoy estar "en absoluto" preocupado por las voces críticas surgidas dentro de su partido pero se preguntó qué se diría si algún socialista afirmara que teme por su vida o la de sus hijos como aseveró recientemente la 'mano derecha' de Alberto Ruiz-Gallardón, Manuel Cobo.

En una entrevista en Onda Madrid, recogida por Europa Press, Gómez tildó de "democrático, legítimo y respetable" que haya personas que discrepen con la dirección, pero los cifró en un cinco por ciento de la organización.

"Este partido está en un 95 por ciento en el mismo proyecto, con ganas de ganar, con un proyecto que compartimos con la inmensa mayoría de ciudadanos con ganas de cambio y progreso en Madrid. Si hay un 5 que piensa diferente es democrático, legítimo y respetable. Pero estoy convencido de que al final aunaremos todos los esfuerzos al 100 por cien para lograr los objetivos", manifestó.

Así, recordó que donde sí hay "división interna" es en el Partido Popular porque existen "posiciones irreconciliables". "¿Se imagina que alguien en el Partido Socialista hubiese hecho una entrevista como la del vicealcalde de Madrid en un periódico de tirada nacional diciendo cosas tan graves como 'temo por mi vida' o 'temo por la vida de mis hijos'?", se preguntó.

En cuanto al nombramiento de los candidatos para las elecciones autonómicas y locales, Tomás Gómez resaltó que "el baile de nombres no lo está haciendo el Partido Socialista, sino otros sectores sociales". "Ningún candidato socialista está elegido en este momento, ni en Madrid ni en ninguna parte de España. Hay un calendario que lo decide el federal y quién, lo decidirán los socialistas madrileños", aseveró el secretario general del PSM, que también recordó que él nunca ha pedido el anticipo del candidato a la Comunidad de Madrid-- "porque siempre lo ha tenido muy claro este partido"-- sino el del candidato a la Alcaldía de Madrid, como una excepción. "No hubo ninguna excepción en ninguna parte de España", reconoció.

Por otra parte, Gómez se mostró dispuesto a reunirse con su homólogo de IU, Gregorio Gordo, sin "ninguna tensión" cuando las agendas lo permitan.

No obstante, reconoció que sí ha habido "alguna discrepancia" con la coalición de izquierdas. "Por ejemplo, no hemos entendido por qué Izquierda Unida pacta con el PP para arrebatar la Alcaldía de Velilla a una alcaldesa socialista o no sabemos por qué IU se apresuró a pactar con la derecha madrileña, Rodrigo Rato y Aguirre, en Caja Madrid y nos quedamos CC.OO., UGT y el PSM haciendo un frente de izquierdas", explicó, al tiempo que añadió que "en fin, son cuestiones que IU puede reconducir. Creo que reflexionará y tendrá una estrategia diferente en el futuro".