Tomás Gómez pregunta por qué no se han pedido responsabilidades a OHL, "que aparece en los papeles de Bárcenas"

GÓMEZ  y LUCAS 15 MARZO 2013KristinaEspinaAparicio
KRISTINA ESPINA APARICIO
Actualizado 15/03/2013 16:31:37 CET

MADRID, 15 Mar. (EUROPA PRESS) -

El secretario general del Partido Socialista de Madrid (PSM), Tomás Gómez, se ha preguntado este viernes por qué las administraciones no han pedido responsabilidades y emprendido ninguna acción judicial contra la empresa OHL, que "aparece en los papeles" del extesorero del PP Luis Bárcenas y es adjudicataria de las obras del tren Móstoles-Navalcarnero.

"Tanto OHL como la empresa Ortiz son dos empresas que aparecen en los papeles del señor Bárcenas, ¿qué ocurre? ¿qué está el Partido Popular inhabilitado para defender los intereses de los ciudadanos? ¿qué no pueden defender los intereses de los ciudadanos porque están hipotecados algunos intereses? Esto necesita una respuesta inminente por parte de las administraciones", ha afirmado el socialista durante una visita a Móstoles.

El líder de los socialistas madrileños ha sostenido que existen muchas "cosas sospechosas" en la paralización de la obra del Cercanías para la que ha pedido una "solución inmediata" y dejarse de protocolos y "de engañar a los ciudadanos".

"Hace falta un Gobierno de España que no tenga hipotecas con nadie. Y es lo que hemos venido a defender hoy aquí: que cuanto antes se resuelva este problema que afecta a muchos vecinos", ha resaltado Gómez.

Por su parte, el portavoz socialista de Móstoles, David Lucas, ha explicado que la empresa OHL lo que alega para la paralización de las obras es que no había equilibrio financiero en la concesión.

"Equilibrio financiero que ellos supeditaban al desarrollo de muchas viviendas en el pueblo vecino de Navalcarnero. Viviendas que no se han desarrollado y, parece ser que, debido a esa circunstancia la vía la concesión ya no es viable desde el punto de vista económico", ha señalado a renglón seguido.

Por su parte, el Consistorio anunció ayer que se había alcanzado un compromiso entre el Ministerio de Fomento, la Comunidad de Madrid, ADIF, RENFE y el propio Ayuntamiento para firmar un protocolo de colaboración para la búsqueda conjunta de soluciones, "en la terminación y conexión de la prolongación de la línea de Cercanías C-5 desde Móstoles a Navalcarnero".

Según aseguraron fue una reunión muy productiva, ya que por primera vez se firmará un documento que comprometa a todas las partes a analizar y estudiar los documentos técnicos en la búsqueda de soluciones con viabilidad económica y financiera.

También anunciaban desde el Consistorio la presentación de un anteproyecto de "reposición de las calles afectadas por las obras a su estado original" para que, al margen de que haya una solución definitiva para el tren de Cercanías, la Comunidad de Madrid reclame a OHL el acondicionamiento "a corto plazo" de todas las zonas "que en un futuro no se vayan a ver envuelta en la puesta en marcha de las obras".

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies