Totana.- TSJ de Murcia desestima los recursos de apelación de cinco imputados contra el auto del instructor del caso

Actualizado 04/03/2011 20:33:19 CET

MURCIA, 4 Mar. (EUROPA PRESS) -

La Sala de lo Civil y Penal del Tribunal Superior de Justicia de la Región de Murcia (TSJRM) ha desestimado los últimos recursos de apelación contra el Auto de 21 de enero y 9 de febrero de 2011, dictado en esta causa por el magistrado instructor e interpuestos por las representaciones procesales de cinco imputados en el caso Totem, en el que se investiga una presunta trama de corrupción urbanística en la localidad de Totana.

En concreto, estos recursos fueron formulados por las defensas de Fulgencio Marín Bravo, de la empresa de 'Agroproducciones Integradas S.L; José Antonio Carrocera, director general del Grupo Nuaria; Joaquín Carmona, gerente de Nubia Inversiones; y Gabriel Martínez, de 'Huevos Maryper', contra el Auto del 21 de enero de 2011.

Así como contra el recurso de apelación interpuesto por el abogado de Manuel Núñez Arias, propietario de Inmonuar y Nuaria Inversiones y promotor del convenio urbanístico con el Consistorio totanero, contra el Auto del 9 de febrero de 2011, según ha informado el TSJ de Murcia.

Considera la Sala que todos ellos incurrieron en un presunto delito de cohecho por las operaciones realizadas de arrendamientos, convenios urbanísticos y comisiones, entre otras.

En el caso de Gabriel Martínez, a parte de haber intervenido en la solicitud de una comisión encubriendo al ex alcalde, Juan Morales; hecho constitutivo de un delito de cohecho; y de haber participado también en una operación entre esta empresa y Smurfit Kappa para conseguir la renuncia de los derechos de miembros del Consejo de Administración de Proinvitosa del derecho de adquisición preferente que la empresa tenía sobre los terrenos, incurriendo en un presunto delito de fraude y malversación de caudales públicos, le imputa la solicitud de comisiones ilícitas encubriendo a un tercero funcionario público, por lo que se le acusa de un delito de cohecho.

La segunda responde a una intervención en una operación de compra venta de unos terrenos municipales evitando un derecho de adquisición preferente, imputándole los delitos de fraude y malversación.

El delito de cohecho, según el Auto del 21 de enero de 2011, se le imputa igualmente a Núñez Arias por pactar con el alcalde de Totana, José Martínez Andreo, una comisión económica importante si el convenio urbanístico llegaba; al igual que a Fulgencio Marín, al firmar un contrato de arrendamiento de servicios para la venta de una finca con la ex esposa de Morales a sabiendas de que se trataba de una negociación ilícita.

Igual caso es el recurso de Joaquín Carmona que, como gerente de Nubia Inversiones, firmó un reconocimiento de deuda con Inmonuar, conociendo la intervención de Morales; y de Carrocera, que en su calidad de director general o alto responsable de Inmonuar o Grupo Nuaria, negoció con Gabriel Martínez el pago de comisiones si la operación salía adelante

En este sentido, la Sala, integrada por el presidente del TSJRM, Juan Martínez Moya y los magistrados Mariano Espinosa y Enrique Quiñonero, ha confirmado la referida resolución sin que exista la posibilidad de presentar recurso alguno contra esta resolución, siendo comunicada al Ministerio Fiscal y las partes personadas en la causa.