Touriño anuncia que los pensionistas suizos que vuelvan a Galicia podrán incorporarse gratuitamente a la sanidad pública

Actualizado 11/11/2006 21:33:02 CET

GINEBRA, 11 Nov. (EUROPA PRESS) -

El presidente de la Xunta de Galicia, Emilio Pérez Touriño, anunció hoy que su Gobierno ha iniciado los contactos con el Ministerio de Trabajo y Asuntos Sociales para lograr que los pensionistas emigrantes en Suiza que deseen retornar a la comunidad puedan incorporarse gratuitamente al sistema sanitario público.

En un acto en la Sociedade A Nosa Galiza de Ginebra (Suiza), Touriño admitió que el país helvético padece un "agravio histórico", puesto que no todos los mayores de 65 años que regresan a la comunidad tienen derecho a asistencia sanitaria.

Así, a diferencia de los estados miembro de la Unión Europea (UE), hasta ahora los gallegos residentes en Suiza que no hubiesen cotizado nunca a la Seguridad Social debían abonar 84 euros al mes por unidad familiar para tener derecho a asistencia sanitaria si volvían a la comunidad.

Por ello, en su intervención en la segunda de las dos jornadas que pasará en Ginebra en su mini gira por Suiza y Alemania, el presidente se comprometió hoy a hacer las gestiones necesarias para garantizar que todos los que retornen puedan incorporarse al sistema sanitario público "como todo gallego".

Para lograrlo, Touriño explicó a los casi 300 asistentes que su Gobierno ya ha tomado la "iniciativa" con la Secretaría de Estado de Emigración, del Ministerio de Trabajo, para "estudiar el esfuerzo económico" para garantizar los derechos de los mayores emigrantes en Suiza. "La decisión política ya está tomada", aseveró en relación a esta medida, de la que se podrían beneficiar 3.000 personas, el 10 por ciento de los gallegos que residen en Suiza.

REFORMA ESTATUTARIA.

Asimismo, propuso que el nuevo Estatuto de Autonomía recoja el derecho al "justo retorno" de los emigrantes a Galicia para "obligar" a todos los Gobiernos autonómicos, independientemente del color político, a garantizar la vuelta en condiciones de los residentes que quieran regresar a la comunidad.

En este sentido, el mandatario consideró que la reforma del autogobierno debe incluir "lo que no pudo" el texto aprobado en 1981 y reflejar a la diáspora como "parte constitutiva del pueblo de Galicia".

Para ello, apostó por que el nuevo marco autonómico refleje el "ser gallego" de la emigración tanto el preámbulo como el articulado, así como que entre los "nuevos derechos de los ciudadanos" del nuevo texto figure el "derecho al justo retorno" de la emigración como un "mandato que obligue a todos los Gobiernos, con medidas efectivas, reales y eficaces".

Además, en su segunda intervención en este foro, fundado, entre otros, en 1967 por el poeta ourensano José Ángel Valente, el mandatario anunció la puesta en funcionamiento en el país helvético de una oficina itinerante de información al retorno, compuesta por dos personas, según anunció, para que cualquier ciudadano tenga "posibilidades reales" de conocer los "pasos" necesarios para regresar a Galicia.

Por último, 21 años después de haber informado en esta sociedad acerca de la integración de España en la Comunidad Económica Europea, en 1985 en calidad de vicerrector de Asuntos Económicos de la Universidade de Santiago de Compostela, Touriño aseguró en esta ocasión que el bipartito garantizará que ningún centro gallego en el exterior "pierda el futuro por causas patrimoniales o de dificultad, independientemente del color político". "Si alguna política tiene que ser de todos es la de la emigración y así será mientras yo sea presidente", aseveró.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies