Touriño se compromete a dar "voz" a la emigración en la reforma del Estatuto para solucionar su representación política

Actualizado 24/07/2006 15:56:42 CET

Aboga por que los centros gallegos recuperen el "espíritu dinámico" para ser punto de encuentro de la galleguidad en el exterior

SANTIAGO DE COMPOSTELA, 24 Jul. (EUROPA PRESS) -

El presidente de la Xunta, Emilio Pérez Touriño, se comprometió hoy a que la emigración tenga "voz" en la reforma del Estatuto de Autonomía de Galicia porque constituirá una "buena oportunidad" para empezar a asentar una "solución estructural" a la representación política de este colectivo.

Así lo destacó el titular del Gobierno gallego en el acto de conmemoración del 50 aniversario del Congreso de la Emigración y del 150 aniversario del Banquete de Conxo, durante el que reivindicó que la emigración "debe tener voz" en el debate sobre la reforma estatutaria.

"Debe decir alto y claro qué papel quiere jugar en el documento estatutario", subrayó Touriño. Al respecto, indicó que el Consello de las Comunidades Galegas, que se celebrará el 24 y 25 de agosto en Santiago, será el espacio en el que los presidentes de los centros participantes debatirán sobre la reforma de la Lei de Galeguidade y el papel de la emigración en el nuevo Estatuto.

"Estoy seguro de que los participantes en el Consello de las Comunidades estarán a la altura de las circunstancias, siendo conscientes del momento histórico en el que nos encontramos y de su importancia fundamental para la construcción de la Galicia del futuro", aseveró.

El mandatario gallego manifestó que "nunca" se podrá pagar la deuda que Galicia tiene con la emigración, por lo que apuntó que "lo mejor" que se puede hacer "es reconocerla garantizando los derechos y los deberes de los gallegos en el exterior, pero nunca utilizándolos como moneda de pago".

Al respecto, explicó que las prestaciones por ancianidad o las ayudas asistenciales individuales, que este año se incrementó en un 50%, "no son el pago de una deuda" sino derechos que se deben "reconocer y garantizas".

Por ello, indicó que el 'Registro Voluntario on line' de la ciudadanía gallega en el exterior tampoco representa una contraprestación sino que se trata de un servicio que hay que crear "para garantizar el acceso a la información de los emigrantes".

CENTROS GALLEGOS

Touriño reivindicó, además, un papel "activo" de la emigración a favor del bienestar de Galicia, que 50 años después, "camina a buen ritmo" hacia el desarrollo en el que "no dejará atrás a la numerosa emigración".

En esta línea, defendió los centros gallegos como "los mejores escaparates" de la comunidad gallega en el exterior y recordó que deben ser entidades "solventes, estables y con capacidad de desarrollar iniciativas".

De este modo, señaló que los centros gallegos deben recuperar el "espíritu dinámico y ambicioso" para abrirse a la sociedad y volver a ser espacios de encuentro con la galleguidad del exterior. Por ello, se mostró de acuerdo con el objetivo de conseguir centros "abiertos, lugares de encuentro, de confraternidad y espacios de identidad que representen la mayoría de los gallegos que están en el exterior".

En este sentido, el secretario xeral de Emigración, Manuel Luis Rodríguez, abogó también por que los centros gallegos recuperen su papel de entidad cultural abierta y dinámica. "Deben de ser verdaderos exponente de Galicia en el mundo", matizó.

IDEALES GALEGUISTAS

Touriño señaló, además, que este verano, como en marzo de 1856 y julio de 1956, Galicia "atraviesa un momento histórico" en el que se produce la afirmación civil de los "ideales galleguistas, progresistas y democráticos" que afloraron en el Banquete de Conxo y que informaron el espíritu del I Congreso de la Emigración gallega.

Por ello, recordó que el Banquete d Conxo representó un acontecimiento de "gran importancia simbólica en el resurgir social y político" de la comunidad y que el I Congreso de la Emigración, celebrado en Buenos Aires, tuvo la misión de estudiar los problemas "específicos" de los gallegos emigrados, con proyecciones sobre el presente y el futuro de Galicia, buscándole al fenómeno de la emigración "soluciones posibles y adecuadas".

El acto de conmemoración del medio siglo del citado congreso, que reunió en Buenos Aires del 24 al 31 de julio de 1956 a134 delegados procedentes de Cuba, México, Estados Unidos y, sobre todo, de Argentina y Uruguay. En el evento, según recordó hoy, el literato gallego Xosé Neira Vilas, que participó en la organización hace 50 años, se debatieron temas de un contenido cultural en un 90%.

"En 1956 Buenos Aires era la capital de la cultura gallega y, en buena medida, la conciencia de Galicia", destacó Neira Vilas, quien leyó el mismo brindis realizado hace medio siglo. En especial, el artista gallego recordó que en aquel I Congreso de la Emigración se presentó un relatorio común encabezado por Ramón Cabanillas y Ramón Otero Pedrayo sobre la defensa del idioma.

El acto conmemorativo estuvo conducido por la actriz Isabel Blanco, caracterizada como la locutora de la época Maruxa Boga, locutora del programa 'Recordando a Galicia', en un espacio decorado como una emisora de época. Además, intervino el secretario xeral de Comunicación, Fernando Salgado, quien valoró el papel de la emigración porque "Galicia tiene una enorme deuda de gratitud con los emigrantes".

Asimismo al evento, en el que se proyecto un documental de unos 10 minutos con imágenes de participantes en el congreso celebrado hace 50 años y que estuvo amenizado por un gaiteiro y un tamborilero, asistieron personalidades como la presidenta del Parlamento de Galicia, Dolores Villarino, diputados, y algunas figuras relevantes de la cultura y la emigración como Isaac Díaz Pardo y Dionisia Miranda, entre otros asistentes.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies