Touriño recuerda su "permanente contacto" con Zapatero por las competencias y apela a "ejercerlas responsablemente"

Actualizado 21/10/2007 19:08:25 CET

LUGO, 21 Oct. (EUROPA PRESS) -

El presidente de la Xunta, el socialista Emilio Pérez Touriño, puso hoy en valor su "permanente contacto" con el jefe del Ejecutivo, José Luis Rodríguez Zapatero, para completar el mapa de transferencias y, aunque "agradeció los esfuerzos" del vicepresidente gallego, Anxo Quintana, incidió en la necesidad de garantizar de forma paralela un "ejercicio responsable de las competencias".

En declaraciones a los medios de comunicación durante una visita institucional a Lugo, Touriño prefirió no otorgar más trascendencia a la reunión solicitada por Quintana al mandatario estatal para activar los traspasos y, tras insistir en que está "permanentemente en contacto" con Zapatero, se limitó a declarar que el vicepresidente "también, en la función que le corresponde".

Así, reconoció las acciones promovidas para que "ese impulso" del autogobierno de la comunidad se vea "correspondido también desde el punto de vista competencial" y se mostró "seguro de que ahí vamos a estar y de que se completará el mapa de competencias que Galicia necesita".

No obstante, precisó que "lo más importante" es que el bipartito "trabaja en todas las direcciones y en todos los frentes", no sólo en el diálogo institucional --"en el que agradezco todos los esfuerzos", declaró--, sino que "también en el ejercicio responsable de las competencias y de la capacidad de la Xunta". "Que por cierto, es muy elevada", aseveró.

En este sentido, aprovechó para reivindicar la atención que tanto el Estado como la Xunta otorgan a las materias reclamadas por la comunidad, como Tráfico e inspección laboral, y subrayó que "nunca en Galicia se había hecho un esfuerzo presupuestario y político de la magnitud" del actual en los ámbitos de la seguridad vial y de la del trabajo.

REEQUILIBRIO.

De igual modo, destacó la atención del Gobierno de Zapatero al reequilibrio de Galicia, que la ha situado, según él, en el "lugar más destacado y relevante, absorbiendo el mayor volumen de recursos en proporción a su población y a su riqueza".

Según él, los grandes beneficiarios de este esfuerzo fueron los territorios de la "España atlántica", que han potenciado los "lazos de equilibrio interior estrechados en los últimos cuatro años para acercar los niveles de bienestar y riqueza de todos los ciudadanos".

Por todo, declaró que en las próximas elecciones generales se dirimirán entre las "políticas de bienestar y ciudadanía" promovidas por el Gobierno y el "integrismo" que detectó en el PP, al que "uno y otro día ponen nervioso los derechos y libertades" defendidos desde las administraciones socialistas.

"Se juega retroceder o volver atrás como un proyecto de involución, extraordinariamente integrista y conservador, donde la única marca de referencia es ese intento de apropiación de España y de sus valores o seguir en una dirección equilibrada, plural y moderna", concluyó.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies