El tribunal del 11-M remite hoy al Supremo la deducción de testimonio contra Díaz de Mera

 

El tribunal del 11-M remite hoy al Supremo la deducción de testimonio contra Díaz de Mera

Actualizado 05/07/2007 2:01:30 CET

MADRID, 5 Jul. (OTR/PRESS) -

La Sección Primera de lo Penal de la Audiencia Nacional, encargada de juzgar los atentados del 11-M, remitirá hoy al Tribunal Supremo la deducción de testimonio contra el ex director general de la Policía y eurodiputado del PP Agustín Díaz de Mera. La medida había sido acordada el 28 de marzo por un delito de desobediencia grave, al no revelar la identidad de la fuente que supuestamente le había hablado de un informe secreto que vinculaba a ETA con el 11-M. El Supremo podrá ahora, si así lo considera, abrir diligencias, ya que Díaz de Mera goza de fuero por ser europarlamentario.

El Tribunal Supremo recibirá toda la documentación relativa al caso y una exposición razonada de lo ocurrido, según fuentes jurídicas. A la deducción de testimonio se le añade un delito de desobediencia grave y la imposición de una multa de 1.000 euros por negarse a revelar los datos.

Con esta iniciativa del tribunal de la Audiencia Nacional, se informará tanto de lo sucedido en la sesión del juicio como posteriormente, cuando Díaz de Mera remitió a la Sala una misiva en la que sí que desvelaba la identidad de la fuente de la que se había negado a hablar en un primer momento.

CONDICIÓN DE EUROPARLAMENTARIO

El Supremo podría iniciar diligencias que serían seguidas de un suplicatorio ante el Parlamento Europeo que permitiría a la Justicia proceder contra el europarlamentario del PP.

La crónica de los hechos comienza el 28 de marzo, cuando el abogado de la Asociación Ayuda a las Víctimas del 11-M, José María de Pablo, preguntó a Díaz de Mera acerca de la existencia de un supuesto informe en el que ETA aparecía vinculada con los atentados de Madrid y del que el ex director general de la Policía había hablado en una entrevista a un medio de comunicación en septiembre de 2006.

En el juicio, confirmó la existencia de este texto, pero se negó a revelar su fuente "fiable" porque "peligraría la seguridad y el puesto de trabajo" de ésta. El presidente del tribunal le advirtió de las consecuencias de su negativa, pero Díaz de Mera mantuvo su postura. "Prefiero que la responsabilidad recaiga sobre mí y no sobre la fuente que me facilitó el dato", añadió el europarlamentario.

El ex mando policial remitió días después una carta al tribunal en la que sí revelaba el nombre de sus informadores, a los que el tribunal citó a declarar. Ya en el juicio, dichas personas negaron la existencia del informe aludido por Díaz de Mera.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies