El Tribunal de Cuentas reclama nombre y apellidos de los que dieron microcréditos a Podemos

Ramón Álvarez de Miranda, presidente del Tribunal de Cuentas
CONGRESO
Publicado 12/06/2017 20:07:53CET

MADRID, 12 Jun. (EUROPA PRESS) -

El presidente del Tribunal de Cuentas, Ramón Álvarez de Miranda, ha recalcado este lunes que la institución fiscalizadora exigirá identificar a los ciudadanos que contribuyeron a la financiación de Podemos a través de sus microcréditos para comprobar si se ingresaron en las cuentas corrientes adecuadas y si se devolvió el dinero a los acreedores.

Aunque al principio usaba el 'crowdfunding' (microdonaciones), desde 2015 Podemos ha venido utilizando para sus campaña electorales la fórmula de los microcréditos que le permite financiarse sin recurrir a la banca gracias a aportaciones de particulares, a quienes se devuelve el dinero pasado un tiempo, cuando el partido recibía las subvenciones públicas.

En su comparecencia ante la Comisión Mixta (Congreso-Senado) de Relaciones con el Tribunal de Cuentas, donde presentó sus informes de fiscalización de las dos últimas elecciones generales (diciembre de 2015 y junio de 2016), Álvarez de Miranda ha sido preguntado por el PP por esta vía de financiación.

Según ha explicado, tanto el 'crowdfunding' como los microcréditos son "nuevas formas de algo muy viejo": "Estas fórmulas de obtener dinero en pequeñas cuantías se han puesto de manifiesto a lo largo de los años", ha recordado, en alusión a las fiestas del PCE.

La labor del Tribunal de Cuentas, ha añadido, es "que quede muy claro" que estas fórmulas de financiación se ajusten a la ley y eso exige que se utilicen las cuentas electorales adecuadas y que las aportaciones estén "perfectamente identificadas".

La particularidad de los microcréditos es que no hubo tiempo material para realizar esa comprobación en el examen de los gastos electorales de 2015 y 2016, pues las cuentas que los partidos abren para un proceso electoral se cierran pasados los comicios.

Eso supone que la comprobación "se difiere" y, como los fondos de esas cuentas electorales se transfieren después a las que recogen el funcionamiento ordinario de los partidos, el Tribunal de Cuentas tendrá que contrastar los datos cuando prepare sus informes sobre la contabilidad anual de los partidos.

"La comprobación no se puede hacer en periodo electoral, pero cuando llega la fiscalización del periodo correspondiente de la contabilidad ordinaria, se va a solicitar, y ya se solicita, la acreditación de que todos esos acreedores están debidamente registrados, que lo han hecho a través de cuentas corrientes habilitadas y que se ha demostrado o no que ha habido un reintegro de las cantidades percibidas".

Álvarez de Miranda ha subrayado que no prejuzga que haya una situación de irregularidad con estas nuevas fórmulas de financiación, pero sí ha reiterado la petición del Tribunal de modificaciones legales para "que queden reguladas estas operaciones".

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies