El tribunal militar rechaza la recusación y el 'habeas corpus' planteados por el presidente de AUME contra su arresto

Actualizado 24/10/2007 21:01:28 CET

El juez insiste en el mismo argumento que utilizó para no revocar la primera sanción impuesta a Bravo

MADRID, 24 Oct. (EUROPA PRESS) -

El Tribunal Militar Territorial primero de Madrid ha rechazado la recusación planteada por el presidente de la Asociación Unificada de Militares Españoles (AUME), el brigada del Ejército de Tierra Jorge Bravo, contra el juez togado que debía resolver su petición de inmediata puesta en libertad solicitada por un procedimiento de 'habeas corpus' y finalmente descartada por el mismo magistrado, según informaron a Europa Press fuentes de la Asociación.

El suboficial planteó ayer martes la recusación del magistrado, que fue rechazada este miércoles por el Tribunal Militar Territorial, con lo que el mismo juez se pronunció en contra del recurso de 'habeas corpus' y descartó la anulación de la sanción de un mes y diez días de arresto que le impuso el jefe de Estado Mayor del Ejército (JEME), general de Ejército Carlos Villar, por participar en la manifestación de la AUGC el pasado 20 de enero en Madrid.

En el auto sobre el 'habeas corpus' por el que declara "conforme a derecho" la privación de libertad, al que tuvo acceso Europa Press, el titular del Juzgado Togado Militar Territorial número argumenta que un magistrado togado "no tiene entre sus competencias la de formular pronunciamiento alguno en esta materia" y que "el único cauce para obtener la tutela judicial efectiva" en materia disciplinaria militar "es el procedimiento contencioso disciplinario".

En ese sentido, considera que un juez togado no debe entrar a valorar si el régimen disciplinario de las Fuerzas Armadas se adapta o no a los tratados internacionales firmados por España y repite el mismo argumento que utilizó en su día el juez para rechazar el 'habeas corpus' planteado por Bravo contra su primer arresto en febrero de 2007, es decir, que aceptar ese recurso contra la sanción de arresto conllevaría que un magistrado togado pudiera dejar "a una parte importante de las Fuerzas Armadas sin la parte esencial del régimen disciplinario".

La decisión de la autoridad judicial militar no ha cogido por sorpresa a la Asociación Unificada de Militares Españoles, que ya esperaba la misma negativa que afrontó en la anterior sanción a su máximo responsable, según explicaron las fuentes consultadas.

A pesar de que hayan sido rechazados los recursos para poner en libertad a Bravo, AUME se encuentra "razonablemente satisfecha" con la decisión del juez y, especialmente, con la argumentación a la que ha recurrido para sostener el rechazo al 'habeas corpus'.

En su opinión, con su argumentación, el juez Togado reconoce en su auto que el anterior arresto impuesto a Bravo fue "absolutamente ilegal" porque el Gobierno no había hecho la reserva al Convenio Europeo de Derechos Humanos y, del mismo modo, admite que las sanciones de privación de libertad impuestas a militares hasta que se hizo la citada reserva en mayo de este año han sido también "ilegales".

La asociación profesional militar interpretó que el auto del Juzgado Togado Militar número once de Madrid deja claro que "cada vez hay menos argumentos" para no darle la razón a Bravo y ponerle en libertad y denota además "la falta de independencia" de la justicia castrense.

El brigada Bravo fue internado el centro disciplinario militar de Colmenar Viejo el pasado 17 de octubre en cumplimiento de una sanción por falta grave impuesta por el jefe de Estado Mayor del Ejército (JEME), general de Ejército Carlos Villar Turrau, por participar en la manifestación que celebró la Asociación Unificada de Guardias Civiles el pasado 20 de enero en Madrid.

El presidente de AUME, que el pasado mes de febrero cumplió un mes y un día de internamiento en centro disciplinario por unas declaraciones sobre el accidente del Cougar, fue arrestado en esta ocasión en aplicación del artículo 8.38 de la Ley de Régimen Disciplinario de las Fuerzas Armadas por haber participado en la citada manifestación "haciendo uso de la condición de militar".

Bravo tiene previsto además presentar un recurso de alzada ante el ministro de Defensa, José Antonio Alonso, y un recurso contencioso administrativo preferente y sumario, sin descartar otras vías para obtener su puesta en libertad.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies