El TS da carpetazo a la querella contra un senador del PP por entrar en la casa de su ex mujer

Actualizado 07/02/2011 13:03:20 CET

La Fiscalía y la ex pareja de Manuel Altava habían recurrido el archivo de la investigación

MADDRID, 7 Feb. (EUROPA PRESS) -

El Tribunal Supremo ha archivado los recursos de apelación presentados contra la decisión del magistrado de este órgano José Manuel Maza de archivar una querella presentada contra contra el senador del PP por Castellón Manuel Altava por parte de su ex pareja, que le denunció por entrar en el domicilio que ambos compartían antes de la separación y llevarse determinados bienes tras cambiar la cerradura. El archivo fue recurrido tanto por la ex mujer como por la Fiscalía.

La Sala de lo Penal del alto tribunal ha rechazado tambien la pretensión de la ex mujer de Altabva de ampliar la imputación a otros delitos además del inicial, denominado de "realización arbitraria del propio derecho", ya que el tribunal que admitió su querella inicial únicamente autorizó la inculpación del senador por esta conducta pese a conocer la totalidad de los hechos denunciados.

A juicio del instructor de la causa, cuya valoración ha validado ahora la Sala, la conducta de Altava se limitó al acceso "al que todavía era su domiciio", con el auxilio de un cerrajero porque habían cambiado la cerradura, con la finalidad de retirar sus efectos personales y abandonar definitivamente la vivienda.

Al respecto, el alto tribunal confirma a que no puede calificarse como delito el hecho de que el dueño de una vivienda "aunque fuere en participación con un tercero" y que "mantiene su derecho a regresar y morar" en ella, cambie la cerradura de acceso para poder entrar cuando advierte que la anterior había sido sustituida por otra por parte de la copropietaria sin acuerdo mutuo ni ninguna advertencia.

En su auto del pasado 6 de abril, el magistrado Maza subrayaba que la entrada al domicilio discurre a presencia de policías locales y de varios vecinos que llegaron a colaborar en la tarea de sacar y cargar los enseres del senador en un camión, y que los agentes hicieron un "minucioso atestado" con todas las operaciones llevadas a cabo "con la participación activa" de la denunciante, quien indicaba los objetos que se podían recoger y las que no.

"En modo alguno nos hallamos, en consecuencia, ni ante una entrada en domicilio ajeno para hacer efectivo el derecho a retirar enseres y efectos personales propiedad del querellado ni, menos aún, frente a la ejecución de una fuerza para la realización ilícita de tal derecho", agregaba el magistrado, para ubrayar que pretender que son hechos que merecen reproche penal "supone ignorar el carácter residual y de mínima intervención del Derecho penal, más allá incluso del contenido propio del principio de legalidad".

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies