El TS desestima los recursos de los autores del robo y asesinato de un joyero de La Almunia (Zaragoza)

Fachada del Tribunal Supremo
EUROPA PRESS
Actualizado 14/12/2011 20:16:18 CET

ZARAGOZA, 14 Dic. (EUROPA PRESS) -

La Sala Segunda de lo Penal del Tribunal Supremo (TS) ha desestimado los recursos de casación interpuestos por Nicolae Viorel Muresan y Vladimir Lozovan, contra una sentencia dictada por la Sección Primera de la Audiencia Provincial de Zaragoza, en diciembre de 2010, que les condenaba como autores de los delitos de robo con violencia y asesinato de un joyero de La Almunia (Zaragoza), hechos ocurridos el 21 de marzo de 2007.

También fueron condenados por tenencia ilícita de armas y falsedad de documento público. El Supremo impone ahora también a ambos recurrentes al pago de las costas causadas en la tramitación de sus respectivos recursos.

Tal y como se refleja en los hechos probados de la sentencia de la Audiencia Provincial de Zaragoza, Nicolae Viorel Muresan y Vladimir Lozovan atracaron una joyería de La Almunia de Doña Godina el 21 de marzo de 2007, portando el primero una pistola de calibre 9 milímetros, marca Beretta, careciendo de la oportuna documentación para la tenencia de armas.

Una vez que ambos llegaron desde Alfamén a La Almunia, aparcaron su vehículo en las proximidades de Plaza de la Paz, donde se sitúa la Joyería 'Lafuente', propiedad de Juan Carlos Lafuente Callejero. Mientras Vladimir Lozovan se quedaba vigilando para garantizar el éxito de la operación, Nicolae Viorel Muresan accedió a la joyería obligando a su propietario, amenazándole con el arma, a permanecer tumbado en posición de decúbito supino mientras se apoderaba de joyas y las guardaba en bolsas.

Nicolae Viorel disparó al dueño del establecimiento causándole heridas que le produjeron un shock hemorrágico que determinó su muerte. Ante ello, Vladimir Lozovan entró también en el interior de la joyería para, entre ambos, trasladar el cadáver a la trastienda con el fin de ocultar el cuerpo.

Después, salieron corriendo con el botín, huyendo en su vehículo que abandonaron en el término municipal de Algora (Guadalajara) y tirando, previamente, la pistola envuelta en un calcetín durante el trayecto, en la localidad de Sauca, distante unos 12 kilómetros aproximadamente del lugar donde apareció el vehículo.

Las joyas que robaron estaban valoradas en 91.900 euros aunque la policía consiguió recuperar un buen número de los efectos robados.

CONDENAS

Por estos hechos, la Audiencia Provincial de Zaragoza condenó a Vladimir Lozovan a quince años y un día de prisión por un delito de asesinato, cuatro años de prisión como autor de un delito de robo con violencia y seis meses de cárcel como autor de un delito de falsedad en documento público.

Por su parte, Nicolae Viorel Muresan fue condenado a 17 años y seis meses de prisión por el asesinato del joyero, cuatro años de prisión por un delito de robo con violencia, y un año de cárcel por un delito de tenencia ilícita de armas.

Asimismo, ambos deben indemnizar conjunta y solidariamente a la madre del fallecido, en la cantidad de 200.000 euros y la cantidad de 91.900 euros, importe de los efectos, descontando el importe de los objetos recuperados.

El Tribunal Supremo ha rechazado los recursos de casación presentados, ratificando así las penas impuestas a los dos hombres que también deberán pagar las costas causadas en la tramitación de sus respectivos recursos.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies