El TSJIB confirma la condena de 18 años de prisión para dos hombres que asesinaron a otro de dos disparos en Manacor

Actualizado 09/04/2008 19:31:49 CET

PALMA DE MALLORCA, 9 Abr. (EUROPA PRESS) -

El Tribunal Superior de Justicia de las Islas Baleare (TSJIB) confirmó hoy la condena de 18 años de prisión para F.J.P.L. y P.R.R. por el delito de asesinato con alevosía y tenencia ilícita de armas, tras haber asesinado en octubre de 2005 a un hombre al que conocían de dos disparos de escopeta en la finca que el primero de ellos poseía en Manacor (Mallorca).

Con esta sentencia, el TSJIB desestima el recurso de apelación interpuesto por los representantes legales de F.J.P.L. y P.R.R. contra la anterior sentencia dictada por el Tribunal del Jurado, por la que se les condenó a 17 años de prisión por el delito de asesinato con alevosía y a un año y medio de cárcel por el delito de tenencia ilícita de armas.

Tras el juicio, el Tribunal del Jurado consideró probado que P.R.R. adquirió una escopeta a la que se le habían recortado los cañones y la culata, por lo que su uso no era legal en ese momento y que F.J.P.L. llevó la escopeta que había adquirido P.R.R. a la finca de su propiedad, dejándola allí con la munición.

Posteriormente, el Tribunal consideró que ambos se pusieron de acuerdo para matar a J.C.N. Así, P.R.R. sobre las 12.00 horas del 15 de octubre de 2005, estaba en la finca Ses Covetes de Manacor esperando con la escopeta cargada a la víctima, quien iba a dirigirse al lugar porque uno de los individuos le llevaba allí con el pretexto de que realizase un trabajo.

Una vez en la finca, F.J.P. dirigió a la víctima hasta el lugar donde esperaba el otro procesado que, de manera sorpresiva, salió frente al fallecido y, con la intención de causarle la muerte, hizo un primer disparo que impacto a la víctima en el pecho. Posteriormente, disparó una segunda vez cuando la víctima se había vuelto para huir, alcanzándole en la espalda.

Este segundo disparó fue el que provocó la muerte de la víctima. Asimismo, en la consideración del Jurado se destaca que P.R.R. estando detenido, ofreció una versión de la muerte de J.C.N. a la Policía e indicó el lugar donde había escondido el arma, que fue hallada posteriormente.